FUENTES DE ANDALUCÍA

El «no es no» de la Junta obliga al Ayuntamiento a pagarse el centro de salud

El Ayuntamiento fontaniego logró reducir el presupuesto inicial, cifrado en 2,3 millones, en un 80 por ciento, pero tuvo que hacerlo por sus propios medios reformando un antiguo colegio

El remodelado edificio se ubica junto al recinto ferial en un antiguo colegio
El remodelado edificio se ubica junto al recinto ferial en un antiguo colegio - A.L.
ÁNGELA LORA Fuentes De Andalucía - Actualizado: Guardado en: Cádiz Provincia

Fuentes de Andalucía estrenó ayer su nuevo centro de salud de Atención Primaria, unas instalaciones que cuentan con la particularidad de haber sido financiadas íntegramente por el municipio tras un periplo de seis años de negociaciones infructuosas con la Administración sanitaria andaluza.

La necesidad de un nuevo centro de salud era patente desde hace años: el antiguo inmueble, ubicado en la calle San Sebastián, se había quedado, por dimensiones y por situación (en pleno centro, con difícil acceso para las ambulancias) obsoleto.

Simplemente, el edificio «no cumplía la normativa, ni en ventilación, ni en iluminación, y los pasillos servían de almacén», afirma el alcalde fontaniego, Francisco Martínez. Sin embargo, según explica, por más que el Ayuntamiento tocó a la puerta de la Junta de Andalucía buscando financiación para la construcción de uno nuevo o la reforma del inmueble en el que se ubica, el antiguo colegio Santo Tomás, no consiguió la ayuda necesaria. «Nos decían que no tenían partida presupuestaria para ello», señala.

Aunque en un primer momento se presentó a la Administración andaluza un proyecto de nueva construcción presupuestado en 2,3 millones de euros, luego la envergadura del mismo fue disminuyendo hasta redondear una propuesta de reforma del antiguo colegio sin uso ni viabilidad, por 500.000 euros.

Ni en estas condiciones se consiguió alcanzar un acuerdo, por lo que el Ayuntamiento decidió sufragar las obras de reforma y adaptación. Han sido finalmente 508.000 euros financiados en su totalidad con fondos municipales. Tanto la elaboración del proyecto de ejecución como la dirección de obras del edificio han corrido también a cargo del Consistorio local.

Según confirmaron fuentes de la Consejería de Salud, el mobiliario, personal y el equipamiento del antiguo consultorio ha sido trasladado tal cual al nuevo centro, Por el momento no se prevé ninguna nueva incorporación ni servicios a este dispensario que cuenta con una plantilla de unos 20 trabajadores entre sanitarios y personal de administración.

Según indica el regidor, el Ayuntamiento contaba con el compromiso del Área sanitaria de disponer mobiliario nuevo, pero «a una semana de la apertura se cambió de idea».

El nuevo centro de salud se ubica en una parcela de más de 3.000 metros cuadrados junto al recinto ferial, de mejor acceso para ambulancias, de los cuales unos 1.000 se han empleado para la construcción del edificio, lo que supone el doble de superficie del antiguo ambulatorio, con 532 metros cuadrados.

El edificio posee dos plantas: una baja para el uso sanitario y otra alta para usos aún sin determinar que se ha quedado fuera de este proyecto por falta de presupuesto. En cuanto a la planta baja, en una primera zona se ubica el espacio de administración y recepción, así como salas independientes para la matrona, la trabajadora social, extracciones y aseos.

También se disponen en este área ocho consultas, con una zona de atención médica y salas independientes de camilla y exploración. Asimismo, se cuenta con una consulta específica para Pediatría y otra para Enfermería. Las salas se organizan en torno a un amplio vestíbulo con pasillo de espera.

En la segunda área se ha instalado sala de emergencia y dos consultas de Urgencias, una zona de atención a Urgencias, así como otra polivalente, punto informático, almacén general clínico, farmacia, sala de estar del personal, vestuario y aseos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios