TRIBUNALES

Condenan a un año de cárcel a un ganadero por verter purines a un arroyo de Morón de la Frontera

Se le suspenderá la pena si no comete ningún delito en dos años y paga una fianza de 3.690 euros

El Juzgado de lo Penal número 14 de Sevilla ha condenado a un año de cárcel al propietario de una explotación ganadera por verter purines directamente y a través de una tubería a un arroyo de la localidad de Morón de la Frontera.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Juzgado condena a A.C.C. a un año de prisión por sendos delitos contra el medioambiente y de daños al dominio público, acordando la suspensión de las penas si no comete ningún delito en dos años y abona al Estado 3.690 euros en concepto de responsabilidad civil.

El acusado era administrador único de una explotación ganadera ubicada en la carretera de Morón a Pruna, de manera que entre los días 14 y 23 de febrero de 2010 «estuvo vertiendo directamente» los purines privados de la actividad ganadera en el arroyo 'San Cristóbal', y ello «pese a tener dos balsas de almacenamiento» que se encontraban a un tercio de su capacidad.

De este modo, el imputado tenía instalada a tal efecto una tubería de 25 metros de longitud conectada a una bomba de extracción de gran potencia que comunicaba directamente una de las balsas con el arroyo.

El vertido, «con alta concentración» de sólidos en suspensión y fósforo disuelto, tenía capacidad para afectar «gravemente» la calidad de las aguas y la flora y fauna autóctona, al disminuir el oxígeno con «la consiguiente asfixia» de los organismos acuáticos aerobios.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil tomó muestras del vertido los días 14 y 17 de febrero, de manera que por lo vertido el día 14 se incoó expediente sancionador a instancias de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), tasándose los daños en 3.690 euros. En cuanto a los daños referentes al día 17, no han sido tasados hasta el momento.

Por todo ello, condena al acusado a un año de prisión y el pago de una multa de 2.400 euros, así como a indemnizar con 3.690 euros al Estado a través de la CHG por los daños causados el día 14 de febrero, penas que solicitaban tanto la Fiscalía como la acusación ejercida por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra y con las que el acusado se mostró conforme en el juicio.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios