Motor - Reportajes

Toyota instala la pila de combustible para reducir las emisiones de sus edificios

La empresa japonesa ha empezado a utilizar esta tecnología que, combinada con energía solar, permitirá rebajar la contaminación que generan sus instalaciones

Toyota instala la pila de combustible para reducir las emisiones de sus edificios

Toyota Motor Corporation (TMC) ha instalado pilas de combustible fijas de hidrógeno puro en el servicio de gestión energética creado en su planta de Honsha en «Toyota City», logrando así un edificio sin emisiones. Las pilas de combustible fueron instaladas el pasado mes de agosto y han comenzado a funcionar a mediados de septiembre.

Toyota está avanzando con iniciativas encaminadas a superar uno de los retos del Desafío Medioambiental Toyota 2050, en este caso el desafío de cero emisiones de CO2 en las fábricas. En ese sentido, Toyota espera poder eliminar completamente las emisiones de CO2 en el servicio de gestión energética de reciente construcción a través de medidas de ahorro de energía y del uso de energías renovables y a base de hidrógeno.

Algunas de las medidas concretas de ahorro energético son la promoción de la conservación, permitiendo a todos los empleados que enciendan y apaguen el aire acondicionado y la iluminación, y también la maximización del uso de luz y ventilación naturales. Se espera que las medidas reduzcan el consumo de energía eléctrica y las emisiones de CO2 a la mitad.

Para poder utilizar energías renovables en la planta de Honsha, se han instalado unas pilas de combustible fijas de hidrógeno puro con una potencia nominal de 3,5 kW. Por otra parte, se ha puesto en funcionamiento un sistema de gestión energética que combina la generación de energía solar con unas baterías de almacenamiento procedentes del reciclaje de baterías usadas de vehículos híbridos (Prius).

Con este sistema, se proyecta la demanda de energía del servicio de gestión energética, y se consigue un suministro de energía eficiente principalmente a través de las pilas de combustible. Estas se complementan con energía solar, que genera un suministro intercambiable de energía, en combinación con las baterías de almacenamiento. El exceso de energía térmica generada por las pilas de combustible se utiliza posteriormente para el aire acondicionado.

Además de supervisar los resultados de la instalación y probar las pilas de combustible de hidrógeno puro, Toyota seguirá desarrollando e instalando tecnologías que hagan una utilización eficiente del hidrógeno en los demás edificios de la planta de Honsha para seguir avanzando con iniciativas encaminadas a eliminar las emisiones de CO2.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios