Motor - Novedades

Probamos el nuevo Smart eléctrico, la solución perfecta para la ciudad

A partir del 2017 las tres versiones smart tendrán propulsores eléctricos

La cuarta generación del smart llega con un cambio fundamental. Las tres versiones: smart fortwo, smart fortwo cabrio y smart forfour tendrán propulsión eléctrica a la vez que se seguirán pudiendo encargar con motores de gasolina convencional.

Un cambio que convierte a la marca en la única que ofrece los dos tipos de propulsión en toda su gama y en ser la primera en ofrecer un cabrio eléctrico.

smart electric drive

Aunque no hemos podido conducir las tres versiones eléctricas del smart -smart fortwo, smart fortwo cabrio y smart forfour- que el año que viene se pondrán a la venta -en Alemania con descuentos desde 18.000 euros- hemos podido al menos disfrutar de la versión fortwo por las calles de Miami. Y podemos asegurar que al igual que la versión anterior –que circula por las calles de Madrid en su versión car2go- que es tan divertido de conducir como éstos.

Eso sí, los tres modelos llegarán con el mismo propulsor eléctrico.

Según los datos que obran en poder de los responsables de la marca, el conductor europeo no suele realizar más de 30 kilómetros diarios -60 los norteamericanos- por lo que se siguen considerando los 160 kilómetros de autonomía -155 en el caso del cabrio y el forfour- que ya ofrece la versión actual como idóneos para los nuevos smart.

También, los nuevos propulsores han aumentado aunque mínimamente su potencia -hasta los 60kW o los 81 caballos- y han mejorado considerablemente el tiempo necesario para la recarga con los nuevos cargadores rápidos trifásicos. Con ellos -disponibles unos meses más tarde- se podrá recargar hasta el 80% de la carga en 45 minutos. Mientras tanto los tiempos de recarga se han disminuido hasta poder recargar en un enchufe convencional de 230 voltios y 12 Amperios en 6 horas aunque si disponemos de uno de 230/20A el tiempo necesario sería de tan sólo 3,5 horas. Una ventaja que la anterior generación no tenía y que será muy apreciada.

Modo ECO

También los nuevos smart electric drive disponen de un nuevo modo ECO que puede ampliar la recarga de las baterías mientras conducimos y mediante un sistema de radar analiza el tráfico que nos precede y establece el tipo de recarga más aconsejable.

Para conseguirlo, se limita la velocidad máxima, se adapta la curva característica del pedal acelerador y se preselecciona el nivel máximo de recuperación energética. Y, además, se regula la temperatura y el caudal del aire acondicionado para reducir el consumo de energía.

Aunque si, en cualquier momento necesitamos de todo el par, por ejemplo para adelantar, pisando el acelerador con decisión lo recuperamos instantáneamente.

Mientras tanto la recuperación, controlada electrónicamente, se realiza en cinco niveles en cuanto levantamos el pie del acelerador y cuando el radar observa que no tenemos obstáculos delante activa un modo de conducción por inercia que ahorra energía.

smart control

También los nuevos smart eléctricos llega con la nueva aplicación “smart control”, para manejar a distancia o conocer el estado del coche. Ahora se puede saber el estado de carga de la batería, la autonomía disponible, el consumo medio, las indicaciones del cuentakilómetros, los datos del eco score, cuando necesitamos realizar la próxima revisión o la presión de los neumáticos. Así como activar la preclimatización para el habitáculo mientras el coche se recarga. Una función que se ha mejorado y que si iniciamos con el tiempo necesario no restará carga al coche.

ACCUMOTIVE

Que el futuro es eléctrico en el mundo de la automoción es algo que ya nadie pone en duda. Por eso el Grupo Daimler creo la filial Deutschen ACCUMOTIVE, con la que está invirtiendo 500 millones de euros en una segunda fábrica de baterías de iones de litio que suministrará a partir de 2017 las baterías para sus marcas Mercedes y smart.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios