Motor - Novedades

Conducimos el nuevo R8 descapotable

La segunda generación del súper deportivo germano R8 Spyder se vende con motor de gasolina V10 de 540 CV. Lleva capota eléctricamente plegable en una veintena de segundos, incluso en marcha a baja velocidad. Logra 318 km/h y parte de algo más de 209.000 euros

El nuevo Audi R8 Spyder ya es una realidad tangible en nuestro mercado, aunque su precio no le ponga precisamente al alcance de muchos. Este súper deportivo descapotable, biplaza y fabricado en aluminio y fibra de carbono, cuenta con tecnologías a la última.

Por ejemplo con faros LED, que opcionalmente pueden completarse con haces láser para largas (añaden intermitentes dinámicos o secuenciales). En la zaga, la carga aerodinámica corre a cargo de un gran difusor en los bajos flanqueado por escapes de salidas trapezoidales.

El coche cuenta con un techo practicable de lona de 44 kg dotado de sistema electrohidráulico; lo abre (dejándolo oculto en un cofre específico) y cierra en 20 segundos, incluso en marcha hasta 50 km/h. A su vez, la luneta trasera de vidrio, que es vertical, se oculta en un compartimento y se puede subir y bajar pulsando un botón.

El peso en circulación del nuevo Audi R8 Spyder es de 1.720 kg. Respecto al chasis del R8 Coupé (10 unidades vendidas en España en lo que va de año), el Spyder incorpora refuerzos específicos, sobre todo en los pilares A y el marco del parabrisas. El resultado es una estructura de alta resistencia, a base de perfiles más anchos, que pesa 208 kg. Su rigidez torsional se ha incrementado más del 50% sobre su predecesor.

Cuenta con motor central de gasolina V10 con inyección dual. Es atmosférico (o sin turbo), desplaza 5,2 litros, rinde 540 CV (nada menos que a 7.800 rpm) y un par máximo de 540 Nm (a 6.500 vueltas), y ofrece una respuesta rápida al acelerador, con gran capacidad para subir revoluciones, como hemos constatado en nuestro primer contacto dinámico en las viradas carreteras interiores de la Costa Brava.

El sonido, de por si abrumador ya desde el arranque, puede ser amplificado con el escape deportivo opcional (aporta salidas en negro brillante). En cuanto a las prestaciones en si, registra un trepidante paso de 0 a 100 km/h cifrado en 3,6 segundos y una velocidad máxima de 318 km/h (0,2 segundos y 7 km/h más que su antecesor).

Para colmo de bienes, es un 10% más eficiente: se vale de navegación a vela (avanza por inercia llaneando sin acelerar, porque motor y transmisión se desacoplan), de desactivación de cilindros Audi cylinder on demand (COD) que apaga una bancada de cilindros en cargas bajas e intermedias, de start-stop... El balance es una asumible media oficial de 11,7 l/100 km (277 g/km).

Acopla cambio automático S tronic de 7 marchas y doble embrague, suave y rapidísimo, y también tracción integral quattro con bloqueo de diferencial mecánico en el eje trasero, para mejorar tracción en curvas sin 'perder rueda' acelerando con ganas, en particular con la dirección girada.

Dentro de su vasto repertorio no falta el consabido modulador Audi drive select de otros modelos de los aros. Aquí con 4 reglajes para acelerador, dirección y otros sistemas: desde muy deportivo a muy confortable. Y con el nuevo volante multifunción Performance Plus opcional suma 3 modos más (seco, mojado y nieve), que adaptan la conducción al estado del firme.

Asientos deportivos con reposacabezas integrados o tipo bácquet opcionales, volante deportivo con botones de arranque (en rojo, arriba en la imagen), teléfono, navegación, audio, control de voz, Audi drive select (el volante opcional incluye mandos adicionales y una ruleta giratoria para el manejo del modo performance y del escape deportivo), instrumentación digital configurable Audi virtual cockpit de 12,3 pulgadas con gráficos 3D (muestra incluso las fuerzas G, la temperatura de los neumáticos, tiempos por vuelta en circuito...)

El nuevo R8 Spyder también viene de serie con MMI Navegación plus con MMI touch, micrófonos integrados en los cinturones de seguridad, punto de acceso Wi-Fi, Audi phone box (conecta el móvil a la antena del coche y permite cargarlo por inducción), o sonido Bang & Olufsen, con 2 altavoces en el interior de los reposacabezas de cada asiento.

Y, por descontado, hay un ilimitado mundo de opcionales para personalizar interior y exterior: tapizados, paneles de puertas y colores de carrocería (para el techo son 3), molduras de los umbrales de puerta personalizables, elementos de carbono de acabado brillante...

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios