El Plan impulsó la instalación de 26 puntos de recarga
El Plan impulsó la instalación de 26 puntos de recarga - ABC

El Plan Movea financió la compra de casi 2.500 vehículos en 2017

El programa finalizó el año sin asignar todos sus fondos, debido a que muchas solicitudes no cumplieron las bases del programa

MadridActualizado:

El plan de Impulso a la Movilidad con Vehículos de Energías Alternativas (Plan Movea) cerró 2017 sin asignar todos sus fondos. Según ha señalado el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad este lunes, el programa destinó más de 9 millones a impulsar la compra de vehículos eficientes, una cifra por debajo de los 14 millones de dotación con los que nació el plan.

La diferencia se debe a que muchas solicitudres fueron rechazadas. Economía explica que, de las 3.441 peticiones admitidas para acceder al plan, solo se validaron 2.470. Un total de 941 fueron rechazadas «por incumplir las bases del programa».

De los más de 2.400 vehículos financiados por el Plan Movea, un 67% fueron eléctricos. También se promovió la compra de coches que funcionan con Gases licuados del Petróleo (GLP) (21%), y los de Gas Natural (12%). El 96% de las reservas fueron para vehículos nuevos y el resto para usados con menos de nueve meses de antigüedad. La vida media de los automóviles a achatarrar, por su parte, fue de 16,5 años.

Parte de los fondos del Movea (202.196 euros) se destinaron a la instalación de puntos de recarga. Se realizaron 186 solicitudes para este fin, de las que fueron aceptadas 26.

Madrid fue la región con más solicitudes tramitadas, con 1.093. Casi el doble que la siguiente, Cataluña, que cerró el año con 590 vehículos financiados. La Comunidad Valenciana fue la tercera en la lista con 171 solicitudes tramitadas. Por la naturaleza jurídica de los beneficiarios, ha sido mayoritarias las peticiones de particulares (1.349), seguidas de empresas con 895.

El Plan Movea fue aprobado por el Consejo de Ministros en junio del año pasado. Enmarcado en la Estrategia de Impulso del Vehículo con Energías Alternativas impulsada en 2014, ofrecía desde 500 euros para turismos y furgonetas, 5.000 euros para microbuses y camionetas y 18.000 euros para autobuses y camiones. Para las motocicletas la ayuda oscilaba entre 1.500 y 2.000 euros.

Pocas horas después de su puesta en marcha, se agotaron las solicitudes para su implementación.

Peticiones del sector

Un recorrido similar tuvo el Plan Movalt. El proyecto, que contaba con una dotación de 20 millones de euros, fue puesto en marcha durante el mes de diciembre para fomentar la adquisición de vehículos impulsados por energías alternativas. También se agotó en pocas horas.

La industria automovilística ha aplaudido en varias ocasiones la implantación de estos planes, pero ha reclamado al Gobierno que se complementen con proyectos estructurales que apoyen la venta de vehículos alternativos. Además, los fabricantes señalan que es necesario poner en marcha una nueva fiscalidad para impulsar su uso.