Internacional

Detienen al exministro brasileño Guido Mantega por corrupción en Petrobras

El político, que ocupó la cartera de Hacienda entre 2006 y 2015 en los gobiernos de Lula da Silva y Dilma Rousseff, fue detenido en el hospital de Sao Paulo

El exministro junto a Dilma Rousseff
El exministro junto a Dilma Rousseff - REUTERS
EFE - abc_es Sao Paulo - Actualizado: Guardado en:

El brasileño Guido Mantega, que fue el poderoso ministro de Hacienda entre 2006 y 2015 en los Gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, ha sido detenido hoy bajo la sospecha de que se benefició de la corrupción en Petrobras, según informó la televisión Globo.

Mantega fue detenido en un hospital de Sao Paulo, donde estaba acompañando a su mujer durante una operación quirúrgica, según la misma fuente.

En esta nueva fase, la Policía tenía orden judicial para arrestar a ocho personas, con mandatos de prisión temporal, entre ellas Mantega, y para detener con fines de interrogatorio a otras ocho personas.

Según un comunicado de la Policía Federal, Mantega es investigado por negociar «directamente» con la cúpula de una contratista de Petrobras para el pago de deudas de campaña de un partido político que entonces formaba parte de la coalición oficialista.

«Esos fondos tenían como destino personas que ya han sido investigadas en el marco de la operación y que trabajaban en el área de mercadotecnia y propaganda de campañas políticas del mismo partido», según la nota, que no cita a esos presuntos destinatarios.

Los publicistas João Santana y su esposa, Mônica Santana, responsables de las campañas electorales de Rousseff y también del presidente dominicano, Danilo Medina, están arrestados y acusados de participar en el caso con Petrobras como eje.

Ambos se han acogido a acuerdos de colaboración con la justicia, en los que se han ofrecido a delatar a otros integrantes de la red de corrupción a cambio de reducciones de sus condenas.

Los sobornos supuestamente negociados por Mantega se refieren a la contratación de dos empresas para la construcción de las plataformas P-67 y P-70 en 2012.

Las constructoras fueron Mendes Júnior, una de las principales implicadas en el caso, y OSX, empresa del magnate Eike Batista, que llegó a ser uno de los hombres más ricos del mundo, pero perdió esa condición por unos negocios fallidos que hundieron su conglomerado de empresas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios