Internacional

Menos del 40% del censo vota en el referéndum húngaro contra las cuotas de refugiados de la UE

Estos son los últimos resultados parciales de participación que se darán y será difícil que se supere el 50% necesario para que la consulta sea válida

Una mujer participa en el referéndum celebrado este domingo en Hungría
Una mujer participa en el referéndum celebrado este domingo en Hungría - EFE
EFE Budapest - Actualizado: Guardado en:

Menos del 40% de los húngaros con derecho a voto (39,88 % ) han participado este domingo en el referéndum promovido por el Gobierno contra las cuotas de refugiados de la Unión Europea, cuando se necesita que participe más de la mitad del censo para que el resultado sea válido. La Oficina Nacional Electoral (ONE) ha informado sobre este dato de la participación hasta las 17.30 hora local, 90 minutos antes del cierre de los colegios a las 19.00 horas.

Estos son los últimos resultados parciales de participación que se darán y la tendencia muestra que será difícil que se pueda alcanzar la cifra de más del 50% de participación. El presidente de la ONE, András Patyi, ha adelantado que «es probable que la participación sea mayor del 40%, pero menor del 50%», según recoge la agencia MTI. Unos 8,3 millones de húngaros han sido convocados para responder «sí» o «no» a la pregunta: «¿Quiere que la UE disponga, sin el consentimiento del Parlamento (de Hungría), sobre el asentamiento obligatorio de ciudadanos no húngaros en Hungría?».

Coincidiendo con las encuestas previas, la participación ha sido baja durante toda la jornada y pese a la energía y el dinero gastados en la campaña electoral por el Gobierno de Viktor Orbán, los húngaros parecen haber mandado un fuerte mensaje en el referéndum quedándose en casa. Consciente de la muy probable alta abstención, el primer ministro ya ha avanzado esta mañana, después de votar, que no importa la validez del referendo, sino que el «no» gane con amplitud. «Siempre es mejor un referéndum válido que uno inválido, pero las consecuencias legales se aplicarán», ha afirmado, y no ha excluido que el Gobierno proponga una enmienda constitucional, pero no adelantó más detalles.

El partido de Orbán ha podido contar con el apoyo de la formación ultraderechista Movimiento por una Hungría Mejor (Jobbik), que llamó a sus partidarios a votar por el «no». Aún así, el presidente del Jobbik, Gabor Vona, ha opinado que, si el referéndum no es válido, «Orbán, tal como hizo David Cameron (ex primer británico que dimitió tras el referéndum del Brexit), debería dimitir». Los partidos de izquierda han llamado a boicotear la consulta, mientras que 22 ONG pidieron votar de forma nula.

Orbán y su Gobierno se oponen categóricamente al sistema de reubicación de refugiados entre los países comunitarios y han hecho una campaña en la que han relacionado a los refugiados con el terrorismo y la delincuencia, apelando al miedo. El primer ministro ha definido como «ingenua» la actual política europea sobre migración y considera que la llegada masiva de refugiados musulmanes supone «un peligro para la cultura húngara y europea». El referéndum y la campaña del Gobierno han recibido críticas en el interior y exterior del país por ser considerados una forma de criminalizar a los refugiados.

Hace un año Hungría erigió vallas en sus fronteras meridionales para detener a los miles de refugiados que cruzaban su territorio en dirección al norte de Europa, y ha introducido leyes que castigan la entrada ilegal en el país con hasta 5 años de cárcel. Se espera que para las 22.00 hora local (20.00 GMT) la OEN ya informe sobre el porcentaje de participación, pero los datos definitivos y oficiales se publicarán el próximo miércoles.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios