OCIO

¿Cómo entretener a los niños en viajes largos?

Desde música a videojuegos, pasando por juegos tradicionales, todo vale

MADRIDActualizado:

Los desplazamientos en coche pueden convertirse en un verdadero viaje sin fin para nuestros hijos. Los más pequeños no están acostumbrados a permanecer sentados tanto tiempo y necesitan distraerse para no aturullar a los padres con las clásicas preguntas “¿falta mucho?”, ¿cuándo llegamos?”. Para ayudar a que estas horas sean más llevaderas para toda la familia, estos son algunos consejos de Catalana Occidente para entretener a los niños en viajes largos.

Una hora y media de margen

Un reciente estudio realizado a padres de Reino Unido, Irlanda, Francia, Alemania y España ha concluido que los niños tardan exactamente 1 hora y 27 minutos antes de empezar a aburrirse en el coche. Además, durante la primera hora de viaje la mayoría de ellos empiezan a hacer la mítica pregunta de «¿cuánto falta?».

¿Qué hacer durante el viaje?

Cuando los niños se aburren en el coche, empiezan a inquietarse y este comportamiento puede ser causa de distracción tanto para el conductor para el copiloto encargado de seguir la ruta. Por lo tanto, si queremos que el viaje transcurra lo más plácidamente posible es importante que tengamos preparados algunos recursos para distraer a los más pequeños.

La mayoría de los padres españoles encuestados en este estudio afirma usar videojuegos y películas para distraer la atención de los niños durante un trayecto largo en coche. Por supuesto, la música también colabora a hacer el viaje más llevadero, y no tiene porqué ser infantil. Katy Perry o Rihanna son ídolos de adultos, pero también de los más pequeños.

Los juegos tradicionales

De todos modos, los grandes clásicos para distraer a los niños durante un viaje siguen siendo los juegos de toda la vida. Un buen ejemplo de esto es el veo veo, ese juego en el que todos deben adivinar el objeto que está viendo una persona a través de sus pistas.

También es habitual jugar a las palabras encadenadas, al «cuando fui al mercado…», o al clásico piedra, papel o tijera. Si nos decidimos por este, no podemos olvidar la clave del juego: «La piedra gana a la tijera, la tijera corta el papel y el papel aplasta a la piedra».

Las cadenas de palabras (donde uno dice una palabra y otro nombra otra que empiece por la última sílaba de la anterior, y así sucesivamente), y las palabras por categorías (en este caso se trata de citar el máximo número posible de palabras dentro de un grupo, como deportes, países, marcas de coche, etc. ) también son dos opciones muy populares.

Estos juegos, aunque parezcan simples, ayudan a que el tiempo pase más rápido a los ojos de los más pequeños y también son una excelente alternativa de distracción para aquellos que sufren mareos; ya que no requiere de movimientos ni de fijar la vista en un punto fijo estático, como la lectura.

Además de esto, también se recomienda hacer paradas periódicas para que los niños puedan estirar las piernas y despejarse un poco, al igual que los padres.

¿Y tú? ¿A qué juegas con tus hijos pequeños cuando vas de viaje?