Madrid

El TSJM desestima suspender las cláusulas sociales de contratación en el Ayuntamiento

En marzo la Delegación del Gobierno del Estado en Madrid requirió al Consistorio que anulase la instrucción argumentando que algunas de sus partes contravenían la norma estatal y comunitaria

Dancausa y Carmena, en una imagen de archivo
Dancausa y Carmena, en una imagen de archivo - ERNESTO AGUDO
S.L. Madrid - Actualizado: Guardado en:

Un auto dictado por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado la medida cautelar de suspender la aplicación de las cláusulas sociales de contratación en el Ayuntamiento de la capital como había solicitado la Delegación del Gobierno a través de la Abogacía del Estado.

La Abogacía del Estado alegó que debía suspenderse la instrucción firmada por el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, por contravenir la normativa estatal y comunitaria relativa a condiciones laborales, ha recordado el Ayuntamiento.

Ahora el auto del TSJM, fechado el pasado 23 de septiembre, señala que «existe una absoluta falta de actividad probatoria del recurrente, aún indiciaria, para apoyar la petición de suspensión que acredite la realidad de los perjuicios», por lo que «procede denegar la petición de suspensión solicitada».

La instrucción de cláusulas sociales se dictó el pasado mes de enero. A través de ella, la contratación pública del Ayuntamiento de Madrid cambió de perspectiva: el precio más bajo dejó de ser el criterio predominante para la adjudicación de contratos y ganaron peso específico cuestiones como la igualdad, la accesibilidad o las condiciones laborales.

En marzo la Delegación del Gobierno del Estado en Madrid requirió al Ayuntamiento que anulase la instrucción argumentando que algunas de sus partes contravenían la norma estatal y comunitaria aplicable en contratos administrativos. Ante la negativa del Ayuntamiento, la Delegación de Gobierno, con Concepción Dancausa al frente, interpuso recurso contencioso-administrativo ante el TSJM pidiendo la suspensión de su aplicación.

El TSJM falla que «ni la disposición impugnada ha recaído en cumplimiento o en ejecución de una norma o disposición general previamente declarada nula ni se está ante un supuesto reiteradamente resuelto por la jurisdicción, sino ante una causa de impugnación que ha de ser objeto de valoración y decisión jurisdiccional por primera vez, sin que tampoco se observe la nulidad de pleno derecho».

«Ponderando los intereses en conflicto, resulta en este momento que es más digno de protección el interés público o general del Ayuntamiento de Madrid de no paralizar la contratación pública de aquellos contratos sobre los que incide», concluye el auto judicial.

A la instrucción de cláusulas sociales que presentó en enero el área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento le han seguido y seguirán otras instrucciones y comunicaciones de carácter social, ambiental, ético de comercio justo e innovadoras.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios