Madrid

Carmena planea ahora quedarse con Calle 30 para no pagar 2.500 millones

El Consistorio se basa en un informe del Tribunal de Cuentas que cuestiona el modelo mixto impuesto desde 2004

Una media de 300.000 vehículos atraviesan cada día la autovía de circunvalación conocida como la M-30
Una media de 300.000 vehículos atraviesan cada día la autovía de circunvalación conocida como la M-30 - ISABEL B. PERMUY

El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, advirtió este martes en el Pleno de Cibeles que se está revisando el actual modelo de gestión de la empresa mixta Madrid Calle 30 ya que, de mantenerlo así, supondría un desembolso total de 2.500 millones de euros hasta el final del contrato, aunque no se hayan cumplido todos los requisitos del pliego de condiciones. «Nos interesa revisarlo y ver los cauces para su modificación», anunció tras una pergunta de Ciudadanos.

El deseo del edil de Ahora Madrid es, como ya mostró públicamente, en la comisión de Economía y Hacienda del pasado abril, tomar las riendas de la empresa. En la actualidad está participada en un 80% por el Ayuntamiento de Madrid y el resto por Emesa (Empresa de Mantenimiento y Explotación S.A), que a su vez la forman Ferrovial, Dragados y API Conservación.

Para eso se ha puesto en marcha un equipo transversal, cuyos trabajos acabarán en breve y se darán a conocer en el consejo de administración de la sociedad, en la comisión de Economía y en el Pleno municipal.

El concejal de Ciudadanos Sergio Brabezo pidió a la alcaldesa, Manuela Carmena, que cuide Madrid Calle 30, que «no es un juguete». Reclamo al que el concejal Sánchez Mato respondío sacando pecho: «Revisar el modelo de gestión es hacer algo más que lo que se hizo en años precedentes, que era pagar 552 millones habiendo podido evitarlo».

Objetivo: remunicipalizar

Este proceso de revisión de la gestión de Madrid Calle 30 coincide con la compra de BiciMad por 10,5 millones de euros, que se apuntaló este lunes, y con la remunicipalización de laFuneraria el pasado 16 de septiembre. En el primer caso, el Gobierno de Manuela Carmena ha pasado a gestionar, por medio de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), el servicio de alquiler de bicicletas que ofrecía en la capital la compañía Bonopark S.L. y que, cada mes, le reporta pérdidas de 300.000 euros, hasta llegar a los 3,6 millones de déficit al año.

En cuanto a la Funeraria madrileña, direcamente, toda su gestión dependerá al 100% del Ayuntamiento. Ahora Madrid remunicipalizó así el primero de los servicios de la capital, y asumió todo su control por casi 49 millones de gasto y 52 de beneficio.

El modelo de gestión de Madrid Calle 30, creado por el PP en 2004, será objeto del próximo objeto de la comisión municipal de investigación. Esta fórmula, según recuerda el Consistorio, fue cuestionada incluso por la propia Cámara de Cuentas y, para el equipo de gobierno es «gravoso e irresponsable», ya que si se mantiene así hasta 2040 –fecha en que finaliza la concesión– el desembolso rondaría los 2.550 millones de euros.

Para frenar «dilapidación de los recursos públicos», tal y como lo tildó el concejal de Economía y Hacienda, se ha creado un grupo de trabajo, integrado por personal especializado del consistorio, que analiza las posibles alternativas, sus ventajas e inconvenientes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios