ERNESTO AGUDO

El primer reto del decano de los abogados: agilizar el pago al turno de oficio y aumentar los baremos

Designar al Defensor de la Abogacía, poner en marcha el voto electrónico y cambiar los obsoletos estatutos del ICAM, objetivos de su mandato

MADRIDActualizado:

Dar a la abogacía la relevancia que debe tener en la sociedad civil y frente a las administraciones es la «obsesión» de José María Alonso, el flamante decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (Icam). Así lo indicó ayer tras su toma de posesión, junto a su junta directiva, en una solemne ceremonia en la que le pasó el testigo Sonia Gumpert, quien pidió disculpas por los «errores cometidos en su mandato». Alonso explicó que su primer objetivo será agilizar el pago al turno de oficio e incrementar los baremos.

Para ello, aprovechó la asistencia de la presidenta regional, Cristina Cifuentes, para pedirle una reunión. Lo mismo hará con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que no faltó a la cita, así como con la presidenta del Consejo General de la Abogacía, Victoria Ortega con el fin de impulsar la Ley Orgánica del Derecho a la Defensa. Otros de sus retos son designar al Defensor de la Abogacía, una iniciativa que aspira a mejorar la calidad de la Justicia; modificar los estatutos del ICAM, «ya que se han quedado obsoletos» y poner en marcha el voto electrónico, «pues es triste que en el mayor colegio de abogados de Europa –reúne a 77.000 letrados–, se tenga que votar por correo, lo que provoca la escasa participación en los comicios.

A ello, añadió, la celebración de una junta de gobierno en Barcelona junto a su decana, María Eugènia Gay, «como prueba de unidad y del papel que debe ejercer la sociedad civil para impulsar el entendimiento en la situación creada por los independentistas».

En su discurso, explicó que «la voz de los abogados debe ser oída, necesitamos influencia y ser respetados en todos los aspectos» y que luchará en pro de un colegio fuerte basado en la «excelencia, la transparencia y la ética».

«El asunto de la agresión, judicializado»

Alonso no quiso manifestarse sobre la presunta agresión a Sonia Gumpert durante los comicios electorales del pasado 12 de diciembre, ya que el asunto está judicializado. «Si se confirma que fue atacada me pronunciaría y nos podríamos llegar a personar», precisó ante los periodistas.

Como informó ABC la ya exdecana denunció ante la Policía que el fundador del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), Alejandro Pintó, su hijo y otras dos personas la golpearon en la cara y le profirieron amenazas de muerte.

El Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid abrió diligencias previas para esclarecer el asunto, y apenas una semana después de la denuncia tomó declaración a varios implicados, entre ellos al propio Pintó. Éste negó los hechos y se limitó a decir que «se produjo una discusión». Las dos últimas elecciones al ICAM han estado marcadas por la polémica, lo que daña la imagen del colegio.