Madrid

Carmena aprueba gastar más de 600.000 euros en dos consultas sobre las que no tiene competencias

El Ayuntamiento organizará entre el 13 y el 19 de febrero una votación popular que jurídicamente no es vinculante porque no se organiza como un referendum

Manuela Carmena, durante el pregón de la Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina
Manuela Carmena, durante el pregón de la Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina - RAFA ALBARRAN
S. L. - @abc_es Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Ayuntamiento de Madrid llevará a cabo una consulta ciudadana entre el 13 y el 19 de febrero sobre dos propuestas vecinales que han obtenido el apoyo de más del 1% de los madrileños en la web de participación ciudadana, además de la votación final sobre el diseño de la futura Plaza de España. En el caso de que el 100% de los empadronados en Madrid emitiese su voto por correo, el coste total podría sobrepasar los 600.000 euros.

En una rueda de prensa celebrada ayer en el Palacio de Cibeles, el delegado de Transparencia, Participación Ciudadana y Gobierno Abierto, Pablo Soto, presentó este proceso de votación, acompañado de los impulsores de las iniciativas que se someterán a consulta: que un mismo billete pueda usarse en toda la red de transporte público y 14 medidas para hacer Madrid más sostenible.

Para llevar a cabo estas votaciones vinculantes se instalarán al menos una urna de votación en cada uno de los 21 distritos de Madrid aunque también se podrá participar en el proceso a través del correo ordinario y de la página web Decide Madrid. Además, desde el Ayuntamiento se enviará una carta a todos los vecinos de más de 16 años que incluirá una breve explicación sobre los métodos y fechas de votación y una papeleta con un sobre ya franqueado para poder votar por correo postal.

Jurídicamente no es vinculante

El Consistorio que preside Carmena se compromete a asumir la decisión de los madrileños y trabajar para implementar los resultados de esta votación que jurídicamente no es vinculante porque no se organiza como un referendum.

Pablo Soto ha recordado que el equipo de Gobierno de Ahora Madrid nace del 15-M, de manifestarse «en las plazas» donde «se hablaba mucho de la crisis de representatividad» y por ello tiene el convencimiento de que «el sistema representativo necesita ser complementado con democracia directa».

El coste de la votación se ha incluido en el presupuesto del área dirigida por el propio edil.

La oposición habla de «despropósito»

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid y portavoz del área de Participación Ciudadana, Percival Manglano, tildó de «despropósito» que el Ayuntamiento «pueda destinar hasta 600.000 euros en sufragar las consultas ciudadanas del área de participación, teniendo en cuenta, además, que no tiene la competencia exclusiva en ninguna de ellas».

Para Manglano, las cifras de participación logradas hasta ahora son un «fracaso», y ha puesto como ejemplo el proyecto de la Plaza de España. En esta ocasión, ninguna iniciativa popular ha llegado a ser votada por el 2 por ciento del censo madrileño, que era lo exigido inicialmente para poder ser sometido a consulta.

Por último, Manglano se ha preguntado si en esta ocasión «Ahora Madrid va a respetar la intimidad de los madrileños, algo que no hizo en su anterior envío masivo, lo que llevó al PP a presentar una demanda ante la Agencia de Protección de Datos, que la pasada semana dio la razon a los populares y supuso un aviso para el ejecutivo de Carmena».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios