Madrid

Un ayuntamiento de Podemos «sacrifica» a su Policía y ejecuta un recorte del 35% en su sueldo

El Gobierno de Serranillos del Valle aprobará el próximo jueves en el Pleno una Relación de Puestos de Trabajo que tiene como principales afectados a sus diez agentes locales

Fachada del Ayuntamiento de Serranillos del Valle
Fachada del Ayuntamiento de Serranillos del Valle

Después de varias semanas de incertidumbre, el Ayuntamiento de Serranillos del Valle, formado por Transparencia y Democracia (TDS) y Cambiemos Serranillos (Podemos), ha consumado su amenaza de «sacrificar» su Policía Local en aras de mantener la estabilidad económica, según denuncia la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

El equipo de gobierno aprobará el próximo jueves en el Pleno una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en el municipio que tiene como principales afectados a sus agentes de Policía, con una bajada salarial del 35% en sus nóminas mensuales. CSIF considera injusta la valoración encargada por el Ayuntamiento para llevar a cabo tal recorte, ya que no tiene en cuenta las condiciones de trabajo tales como la peligrosidad o la dedicación plena.

En declaraciones a ABC, el delegado de zona del CSIF, Paco Torres, señala que lo único que «supuestamente» va a hacer el Consistorio es poner «un complemento personal transitorio» a los diez policías actuales. «Aún así no recogería el 100% de sus emolumentos, y lo que es más grave, al ser personal, el complemento no está contemplado para agentes nuevos que pudieran incorporarse al servicio en Serranillos del Valle».

Torres sostiene, además, que ninguno de los tres sindicatos presentes en las reuniones con el Ayuntamiento reconoce como tales la Mesa General de Negociación, al no estar constituida según marca el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP). «Hemos denunciado este hecho en la Inspección de Trabajo al no haberse respetado los artículos 34 y 35», indica.

Seis Bescam

CSIF recuerda que seis de los diez policías pertenecen a las Brigadas Especiales de la Comunidad (Bescam), «por los que el Ayuntamiento percibe por agente unos 42.000 euros al mes». Un dinero que deben invertir en el propio Cuerpo de la localidad, para cubrir sueldos, uniformidad y equipamientos necesarios o mejorar la flota de vehículos. «Este dinero no se puede utilizar en ningún otro capítulo que no sea éste», sentencia Torres.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios