El líder de En Marea, Luís Villares, camina delante de la diputada Paula Quinteiro
El líder de En Marea, Luís Villares, camina delante de la diputada Paula Quinteiro - EFE

El líder de En Marea insta a la diputada que se encaró con un Policía a seguir el «ejemplo» de Merlo

Luís Villares vuelve a mostrarle la puerta de salida a Paula Quinteiro, militante también de Podemos

SantiagoActualizado:

La puerta de salida de En Marea sigue abierta. Si primero fue la dimisión de Juan Merlo, secretario de Organización de Podemos Galicia, por inventarse un título de ingeniero; ahora el líder de la confluencia, Luís Villares, le pide a otra de sus diputadas que tome nota de su «ejemplo». Se trata de Paula Quinteiro, la parlamentaria involucrada en una trifulca con la Policía de Santiago, y el detonante principal de la crisis en la que se ha enredado el rupturismo.

Según Villares, la renuncia de Merlo supone un «ejercicio de coherencia» y «ética» que no debe pasar desapercibido para ninguno de los miembros que se aglutinan bajo la carcasa multicolor de la Marea. Y siguiendo la estela de su marcha ha lanzado un aviso a navegantes: «Los propios argumentos dados por Merlo de la ética que practica estoy seguro que Quinteiro no los va a negar».

La información publicada por ABC sobre el currículum falseado del dirigente de Podemos ha destapado de nuevo las tensiones en el seno del partido. Antes, la polémica giraba entorno a lo sucedido en la madrugada del 18 de marzo, cuando Paula Quinteiro fue acusada de interferir en la identificación de un sospechoso por vandalismo, vinculado igualmente al partido del alcalde populista de Santiago, Martiño Noriega. A partir de entonces, tanto la ejecutiva de En Marea como Villares exigieron su dimisión al entender que había abusado de sus «privilegios» como diputada. Hasta el histórico Xosé Manuel Beiras le recomendó la renuncia. El grupo parlamentario, en cambio, le ofreció su respaldo.

Al laberinto de escándalos que salpica a la formación hay que añadir otro factor. Quinteiro y Merlo comparten militancia en Podemos. La primera como adscrita a la corriente anticapitalista y el segundo como como exnúmero dos y mano derecha de la secretaria general, Carmen Santos.

A ello se aferra Villares para forzar la dimisión de su compañera de escaño. En una entrevista concedida a Europa Press, se ha referido a Merlo como el «secretario de Organización de Paula Quinteiro». Su decisión de tomar la puerta de salida, ha añadido, no solo «le honra», sino que coloca el «listó ético de En Marea y Podemos muy alto». En ese sentido, el portavoz de los rupturistas gallegos ha valorado positivamene las palabras pronunciadas este viernes por Irene Montero, quien aseguró que «evidentemente» Merlo tenía que dimitir».