Galicia

Diéter Moure dimite como presidente de la CEG

Indica que la patronal exige una dedicación de «24 horas al día» que se ve incapaz de asumir

Moure, en una imagen de archivo
Moure, en una imagen de archivo - EFE

El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antonio Diéter Moure, ha tomado la decisión de dimitir de su puesto, un paso que hará oficial a lo largo de la mañana de este viernes, según ha confirmado en declaraciones a Europa Press.

Moure ha asegurado que su renuncia responde a «motivos estrictamente personales», ya que entiende que la patronal gallega necesitará a partir de ahora una dedicación «24 horas al día, siete días a la semana» que él no se ve capaz de asumir en este momento.

El hasta ahora máximo representante de los empresarios gallegos asumió el cargo en enero, ante el vacío de poder que dejó la salida del vigués José Manuel Fernández Alvariño, motivada a su vez por la oposición interna que tuvo que afrontar durante su mandato. Moure Areán se alzó ganador en unas disputadas elecciones en las que se impuso por una decena de votos a su contrincante, el también orensano José Manuel Pérez Canal.

En los nueve meses que ha estado al frente de la institución, Moure ha debido lidiar con las dificultades económicas de la CEG --al borde del concurso de acreedores por falta de liquidez-- y también con su división interna, con bloqueo a sus decisiones tanto desde Orense --allí el presidente provincial es Pérez Canal-- como desde Lugo y Pontevedra. A Coruña, con Antonio Fontenla --histórico rival de Fernández Alvariño--, fue en todo momento su principal valedor.

Situación «medianamente encauzada»

Ahora, Antonio Diéter Moure, director de un colegio privado de formación profesional, presidente de la asociación de empresas de formación de Orense y aficionado del arte románico --es el responsable del colectivo O Sorriso de Daniel--, reivindica que deja a la patronal con una situación financiera «medianamente encauzada», pero reconoce que «vienen tiempos difíciles».

Y es que desde el momento en que se conforme el nuevo Gobierno en Galicia, la CEG tendrá que negociar tanto el programa 'Pexga' de oficinas en el exterior --con el que se nutre de fondos que son el sustento de un número de trabajadores de sus oficinas centrales-- y también la póliza que le permitió evitar la quiebra.

Ni razones de salud ni de trabajo le apartan de la presidencia, según asegura, y advierte que, de hecho, sus planes pasaban por dejar reformados los estatutos en marzo y luego, ya, presentar su dimisión. Antonio Diéter Moure destaca, de esta forma, que abandona la presidencia de la patronal por «responsabilidad». Su decisión la comunicó de manera informal este jueves a los cuatro vicepresidentes --los presidentes provinciales--, y lo hará este viernes de manera oficial, por carta.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios