Numerosas concentraciones contra la violencia sexita, este miércoles en Galicia
Numerosas concentraciones contra la violencia sexita, este miércoles en Galicia - EFE
Día contra la violencia machista

«Hay anuncios, series y programas que cosifican a las mujeres y las debilitan»

En lo que va de año, seis mujeres han perdido la vida en Galicia a manos de sus parejas. La misma cifra que en 2014

Las víctimas exigen protección para las personas del entorno cercano de las maltratadas que las protegen

SantiagoActualizado:

La violencia machista ha segado la vida de seis mujeres en Galicia en lo que va de año, pero el número de víctimas es mucho mayor. Se multiplica por cada madre, cada abuelo, cada hermano o cada hijo que queda huérfano. Porque «todos», repiten las asociaciones de víctimas, «sufren las consecuencias del machismo». Las tragedias familiares desatadas por los maltratadores han llevado a algunos colectivos a solicitar que las personas que mueren protegiendo a sus parejas formen parte también de esta lista negra. Por el momento, lo que ya está reconocido es que una mujer que pierde a sus hijos a manos de su pareja, por una venganza contra ella, es una víctima directa de esta lacra. «Superar un episodio así es imposible, dolorosísimo», explica en una charla con ABC la representante de la asociación Ve-la luz coincidiendo con el Día contra la Violencia de Género. «A una de mis compañeras le asesinaron a su hijo después de denunciar su desaparición durante más de cinco horas. Eso no se olvida, no pasa», lamenta.

El teléfono de esta asociación no tiene horario. «Nos suena a las tres de la mañana, a las seis... siempre con historias terribles», relata su directora. «Esta mañana [por ayer] hemos recibido diez correos. Todos son de mujeres que temen por sus hijos, que piden ayuda», prosigue. Gloria Vázquez hace balance de lo que han sido los últimos años de lucha contra la violencia desde su casa, mientras se recupera de una huelga de hambre de 14 días para lograr mejoras a nivel legislativo. «Queremos que los partidos incluyan en sus programas, de cara a las elecciones de diciembre, veinte medidas reales contra la violencia sexista», pide. Sus reclamaciones suman más de 70.000 firmas de apoyo.

Nuevas formas de machismo

Entre tanto, las asociaciones de víctimas a nivel gallego insisten en que sigue habiendo «mucho desconocimiento» alrededor de esta problemática y subrayan que el «machismo se sigue defendiendo a nivel social». En la misma línea, la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, hace hincapié en el peligroso caldo de cultivo que determinados anuncios y contenidos televisivos generan. «Solo hay que ver los anuncios navideños de colonias en los que la mujer aparece esperando a que el hombre la salve, como si la mujer fuese débil. Envían un mensaje equivocado, de chicas que tienen que ser perfectas. Y ya no digo nada de algunos programas en los que se cosifica a las mujeres», explica López Abella.

«Tenemos buenas leyes»

A propósito del camino recorrido, la secretaria xeral destaca que desde 1999 el número de fallecidas en el caso español roza el millar. En ese momento, «la muerte de Ana Orantes, después de denunciar en un programa de televisión los malos tratos por parte de su marido» fue el detonante, explica Abella. «Lo había denunciado en quince ocasiones y el sistema no la protegió», incidió para poner de relieve los avances legales de los últimos años. Preguntada por ABC sobre lo que queda por hacer para superar la violencia sexista, López Abella es clara. «Educación, concienciación y sensibilización social» son los ingredientes de esta receta. A mayores, desde el Gobierno gallego afirman que «tenemos buenas leyes contra la violencia de género» y que «España es uno de los países mejor dotados a este nivel». Pero hay deberes por hacer. Para López Abella, la coordinación entre los entes implicados es una de las asignaturas pendientes. También la dotación con más recursos.

En la actualidad, los colectivos que más preocupan en el caso gallego son dos: el de las mujeres mayores del rural y el de las jóvenes que se ven inmersas en relaciones de desequilibrio. A las primeras se intenta llegar a través de las campañas informativas que dan nombre y solución a su drama. Para las segundas están pensadas algunas de las iniciativas puestas en marcha en los institutos de la Comunidad y también en las universidades. Ayer mismo se presentó una campaña que girará por los siete campus y que insta a decir «Stop al mal amor». Estará compuesta por una mesa informativa que pasará por los siete campus gallegos con información sobre programas existentes para víctimas y agresores, pautas para detectar comportamientos violentos e información sobre planes de igualdad. Los promotores de esta iniciativa, centrada en las parejas jóvenes, coinciden al señalar que «algo está fallando cuando se repiten a estas alturas roles de género pasados».