Entrevista

Ximo Puig: «Sánchez y yo estamos legitimados y obligados a mantener la unidad de acción»

El presidente de la Generalitat valenciana apuesta por una mayor federalización: «La España centralista ha sido un error histórico»

Ximo Puig, en las dependencias del Palau de la Generalitat
Ximo Puig, en las dependencias del Palau de la Generalitat - MIKEL PONCE

Pasado un tenso proceso de primarias en el que se enfrentó a la candidatura impulsada por Pedro Sánchez tras su apoyo a Susana Díaz, Ximo Puig asume ahora la tarea de cicatrizar las profundas heridas de división en el PSPV-PSOE, segunda federación con mayor número de militantes (18.000). Con una Ejecutiva renovada y con el objetivo de reconquistar a la militancia, uno de los primeros pasos será recuperar la sintonía con el líder de su partido.

Una vez escenificada la paz con Pedro Sánchez, ¿hastá qué punto se siente respaldado por él?

Absolutamente. Lo dijo él en el congreso. En un partido como el nuestro en el que las decisiones se toman democráticamente, hay que respetarlas y promover la máxima cohesión posible. Tanto él como yo estamos legitimados y obligados a mantener la unidad de acción.

¿Cómo se debería recuperar la sintonía por ambas partes?

Con un ejercicio de generosidad y de honestidad en lo que es nuestra responsabilidad. El peor error es el rencor.

¿Y con qué gestos concretos?

A partir de septiembre nos vamos a ver e intensificaremos nuestra relación para la mejora de las posiciones valencianas en España.

¿La Comunidad Valenciana puede contar con Pedro Sánchez para defender sus intereses en aspectos como la financiación, la deuda y las inversiones?

Estoy seguro. El PSOE debe estar a favor de la igualdad entre los ciudadanos, que es lo que nosotros pedimos.

[Lea aquí la segunda parte de la entrevista: «El debate de la financiación no es rupturista; aquí no hay síndrome independentista»]

¿Apuesta por una desconexión de Ferraz?

No se trata de eso, sino de que el partido sea lo más parecido posible a España, que tiene miradas plurales. Debemos ir hacia una federalización, también del propio PSOE. Pero no con una desconexión.

La «entesa» con Compromís y Podemos para el Senado supuso un fuerte choque contra Sánchez. ¿Ve garantizada plenamente la autonomía del PSPV para tomar decisiones sobre todo tipo de pactos?

Cada momento histórico tiene sus coordenadas. Nosotros somos un proyecto autónomo que establece pactos en relación a las decisiones que toman los ciudadanos. Cuando llegue el momento reflexionaremos y decidiremos.

¿De forma conjunta?

Mi intención siempre será esa.

«El proceso interno en el PSOE hay que darlo por finiquitado; Susana Díaz tiene un compromiso fundamental con Andalucía y es un activo del partido»Ximo Puig
¿Cómo ve la dimensión de Susana Díaz como líder nacional?

En estos momentos tiene un compromiso fundamental con Andalucía y desde luego es un activo del PSOE.

¿Debería dedicarse entonces exclusivamente a Andalucía?

Yo bastante tengo con preocuparme con mis cosas como para meterme en las de los demás. Es una persona valiosa que está haciendo un buen trabajo en Andalucía.

¿Pero piensa que su proyecto está agotado?

Los procesos del PSOE hay que situarlos en su dimensión, no hay espacios estancos. Ante una propuesta de unas primarias, hay unos militantes que apoyan a una persona o a otra. Pero una vez terminado ese proceso, ha acabado. No tiene sentido permanecer en la misma dialéctica. Puede empezar otro en el futuro con otros actores.

Su modelo de Estado dista mucho del de Díaz. ¿Ha encontrado la dirección nacional un aliado inesperado en usted?

No crea que dista tanto. Muchas veces hay una especie de debate nominalista que no ayuda a solucionar el problema territorial. España es una nación de nacionalidades como dice la Constitución. Se trata de garantizar la igualdad entre los ciudadanos y la singularidad de los territorios. La España centralista ha sido un error histórico. Además, ya es asimétrica en estos momentos. Cuando la Comunidad Valenciana tiene una financiación 30 puntos por debajo de algunas autonomías, es evidente que genera profunda falta de equidad. Eso significa 11 puntos menos de renta per cápita y salarios por debajo de la media nacional. La situación no se puede prolongar para siempre en el tiempo porque eso sí que quiebra el país.

Pero ese énfasis que hace en su discurso sobre la plurinacionalidad sí está más alejado del de la presidenta andaluza y supone no hacerle seguidismo.

Muchas veces se generan debates que no son de tal dimensión de diferenciación. Es indiscutible que la diversidad de España hace que no haya la misma mirada desde Andalucía que desde la Comunidad Valenciana. Esa riqueza es positiva y no se tiene que ver en términos de confrontación.

Aun así ese debate se entiende como un enfrentamiento interno en el partido.

El proceso interno hay que darlo por finiquitado. Ante un debate de liderazgo en el que se pregunta a los militantes, uno toma una posición, pero éste ya ha finalizado. En cuanto al contenido político, el congreso tomó unas decisiones con las que estoy fundamentalmente de acuerdo. Nosotros tenemos un anclaje, que es la Declaración de Granada, que habla de dos cuestiones fundamentales: la igualdad entre ciudadanos y la singularidad de los territorios. Y ese es el camino.

El presidente de la Generalitat, durante la entrevista con ABC
El presidente de la Generalitat, durante la entrevista con ABC- MIKEL PONCE

¿Considera que ha cumplido con la integración que proclamaba para su Ejecutiva pese a no incluir a los sanchistas?

En primer lugar, respecto a la dirección hubo una parte que se autoexcluyó y no quiso participar, pero hubo otra que sí se ha incluido. Ha habido integración en aquellos que han querido integrarse. Por otra parte, en los órganos del comité nacional y del federal ha habido un acuerdo. Es un modelo mucho más inclusivo del que se ha planteado en otros procesos. De lo que se trataba era de salir unidos.

¿Confía en que se recomponga el partido tras la fuerte división que ha sufrido?

Los procesos internos tienen que estar muy aquilatados y muy encapsulados, no podemos estar permanentemente situados en lo nuestro. A partir de ahora será así. El 2 de septiembre se reunirá la Ejecutiva y empezaremos a trabajar. Lo que quería era que tuviera representación de todas las comarcas y que todos los problemas que más interesan a los valencianos tuvieran un rostro en la dirección. Yo voy a ser el secretario general de todos como he sido siempre.

«Debemos ir hacia una federalización del PSOE, pero sin una desconexión de Ferraz»Ximo Puig
¿Qué modelo de España federal defiende?

Falta más lealtad federal, un espacio común como es el Senado realmente federal, que haya muchos más instrumentos de coordinación federales como la Conferencia de Presidentes y, sobre todo, que exista una horizontalidad entre los distintos poderes territoriales y el Estado. Lo que no puede ser es que al final sea el Gobierno central quien tenga estos instrumentos prácticamente como elementos asesores. Y, por supuesto, garantizar un sistema de financiación justo.

¿Qué posición clara debería mantener el PSOE y el PSPV respecto al problema catalán?

El conjunto del partido piensa que hay que abrir un espacio de diálogo serio y firme. Desde el PSPV tenemos una relación especial con Cataluña porque es a quien más le compramos y vendemos. Somos cercanos a nivel cultural y cívico, pero no estamos de acuerdo con el camino que han emprendido. Pensamos que hay que mejorar la relación conjunta y desarrollar nuevas fórmulas de integración que no conlleven la ruptura. Lo que ocurre es que frente a una posición nítida de los independentistas no hay ninguna contraoferta seria del Gobierno.

¿Cuál tendría que ser esa contraoferta?

Renovar el Estatuto de Autonomía y constitucionalizar aquello que los ciudadanos de Cataluña votaron en referéndum. Si una reforma ayuda a que haya más convivencia hay que hacerla.

El jefe del Consell responde a las preguntas de ABC
El jefe del Consell responde a las preguntas de ABC- MIKEL PONCE

En la interlocución directa que mantiene con Puigdemont, ¿le ha planteado alguna vez que el camino no es el correcto?

Yo soy absolutamente respetuoso con cualquier interlocutor aunque no esté de acuerdo con sus posiciones. En este caso, el presidente de la Generalitat de Cataluña sabe perfectamente lo que pienso y que no coincido con él. Lo que le he pedido siempre es que se abran caminos de diálogo. Lo que hemos intentado nosotros siempre es intentar sacar del asilamiento a la Comunidad Valenciana porque no se hablaba con nadie. En estos años lo hemos hecho con la Unión Europea y a nivel autonómico, como por ejemplo con la primera reunión con un lehendakari. Debemos tener un papel de interlocución porque somos una comunidad amable.

Toda la actualidad en portada

comentarios