Ximo Puig, en su despacho del Palau de la Generalitat
Ximo Puig, en su despacho del Palau de la Generalitat - MIKEL PONCE
Entrevista

Ximo Puig: «El debate de la financiación no es rupturista; aquí no hay síndrome independentista»

El líder de los socialistas valencianos asegura que en el PSPV no juegan «a arañar votos a Compromís, sino a ser el partido mayoritario»

Actualizado:

¿Confía en que el giro nacionalista del PSPV tras el congreso arañe votos a Compromís?

No ha sido un giro nacionalista, es en todo caso valencianista. Aun así, nosotros no jugamos a arañar votos a Compromís, sino a ser el partido mayoritario de esta Comunidad. Y con un valencianismo integrador que habla valenciano y castellano, que pueda ser entendido desde la Vega Baja hasta el Maestrat. Que se siente heredero de Miguel Hernández y de Vicent Andrés Estellés. Integrador, inclusivo, que habla de nuestros elementos fundamentales y de nuestras tradiciones. Más valencianismo es más defensa de los intereses valencianos. Queremos articular una presencia en los debates de España y sería una mala pedagogía que sólo a través de la confrontación se pudieran resolver los problemas.

¿Su propuesta de financiación cómo se puede ir concretando?

El informe de expertos ha recogido el 90% de nuestras posiciones. Primero que existe una insuficiencia general en el sistema para garantizar el Estado de Bienestar cifrado en 16.000 millones de euros al año para toda España. El documento habla de que la Comunidad Valenciana es la peor financiada a nivel nacional y nuestro modelo ha de avanzar para que la Lofca y la Constitución puedan ser efectivas en su acción política. Y ha de haber una gestión compartida en los impuestos. Nosotros apostamos por una Agencia Federal. Nuestro problema no es de gasto, sino de financiación, y eso concluye con un déficit real. No podemos aportar por encima de la media cuando recibimos por debajo de la media.

¿Este debate territorial puede acabar derivando en un discurso como el de Cataluña?

No. Me preocupa que el foco esté puesto siempre allí. Al margen de la confrontación que existe, hay un problema que va mucho más allá como es la falta de equidad y que afecta al día a día de las personas de esta Comunidad. Eso tiene consecuencias, porque una autonomía con el potencial económico de la nuestra acaba teniendo grandes dificultades y lastrando la economía. Pese a todo, este no es un debate plasmado desde ningún concepto rupturista. Aquí no hay síndrome independentista.

[Lea aquí la primera parte de la entrevista: «Pedro Sánchez y yo estamos legitimados y obligados a mantener la unidad de acción»]

¿Cómo trasladaría a las familias valencianas tranquilidad tras la anulación del decreto de plurilingüismo?

La suspensión afecta únicamente a los niños de tres años, con lo cual se podrán dar soluciones que no sean muy traumáticas. No hay que sobredimensionar ni alarmar. El modelo puede ser, como todos, discutibles, pero trata de evitar una situación de fracaso heredada del PP. Alrededor del 90% de los niños tienen la capacitación de castellano al finalizar la ESO, sólo el 36% en valenciano y sólo el 6% en inglés. Nosotros lo que queremos es un sistema que permita que cuando se acabe la educación obligatoria haya un conocimiento alto de las tres lenguas. Lo que me pregunto es por qué el PP está en contra de esto. Nuestro modelo es de integración y es un planteamiento que parte de la elección de los centros.

Pero el TSJ sí habla de discriminación a los alumnos que eligen el castellano.

Es que eso depende, porque la acreditación puede ser continua o de evaluación final. Esto es una cuestión que realmente se ha manipulado de una manera terrible. El sistema ha estado elaborado con las distintas universidades y con expertos. Si es problema de todo esto es la acreditación será fácilmente subsanable, pero lo que no creo es que se pueda hacer una batalla sobre esta cuestión enfocada contra el valenciano, porque va contra la cohesión. Nuestra posición es igualdad de oportunidades. Por eso la Comunidad Valenciana va a ser la primera que tenga a partir del año que viene mil profesores auxiliares nativos de inglés.

«Si el problema del decreto de plurilingüismo son las acreditaciones, será fácilmente subsanable»Ximo Puig

¿Piensa que los tribunales son una segunda cámara que toma decisiones políticas como afirma su vicepresidenta?

No deben serlo.

¿Entonces comparte que lo son?

Yo digo que no deben serlo. Respeto profundamente a los tribunales. El Estado de Derecho significa que cada uno haga su trabajo. Ni el Gobierno tiene que invadir la Justicia ni viceversa. Nunca haré una valoración respecto a otro poder. Otra cosa es que discutamos, aquí no estamos ante una decisión divina. Las sentencias son criticables, pero las acatamos.

¿Ratifica a sus altos cargos de la Conselleria de Educación como Vicent Marzà?

En ningún momento estamos pensando en una cuestión de interés partidario ni ideológico. Estamos pensando en resolver un problema que existe, y es que el sistema ha fracasado y que los niños salgan lo más preparados posibles.

El presidente de la Generalitat, en un momento de la entrevista
El presidente de la Generalitat, en un momento de la entrevista- MIKEL PONCE

¿Los equilibrios del mestizaje le están impidiendo hacer una remodelación del Consell?

En este momento estoy contento con el Consell. Realmente sólo llevamos dos años y hemos hecho muchas cosas. Es evidente que todo puede mejorar, pero hemos hecho muchas cosas.

¿Seguirá así hasta final de legislatura?

Con los ojos de hoy desde luego está descartada.

Una de sus apuestas es la limitación de mandatos a ocho años. ¿Cambiaría en algo su opinión?

Creo en esa limitación de mandatos. En principio es mi voluntad. Sólo causas extraordinarias cambiarían mi opinión y no las veo. No es un problema de edad, sino que creo en la renovación de los partidos. Seré coherente.

¿Esa renovación casa con el fichaje de José Manuel Orengo como asesor de presidencia?

La renovación es una realidad. También generacional. Pero evidentemente, Orengo es una persona valiosa que ha tenido una gran experiencia como alcalde y que ha sido decisivo para que tengamos el espacio institucional en los Ayuntamientos. Me parece bastante lamentable la estigmatización que a veces se hace de la gente. Estoy satisfecho de poder contar con él.

«Me parece lamentable la estigmatización que a veces se hace de la gente; estoy satisfecho de contar con Orengo» Ximo Puig

¿Confía en que se reedite el tripartito la próxima legislatura?

Lo que sí que sé es que las encuestas son favorables a la acción de Gobierno. Hemos generado estabilidad, diálogo y honradez con un socio leal fuera que es Podemos. Esperamos seguir la misma senda.

En Valencia ciudad hay una figura conocida que es Joan Ribó por parte de Compromís. ¿En el caso del PSPV la apuesta clara será Sandra Gómez?

Sandra está haciendo muy buen trabajo, pero será el partido el que decida.