Local

Los vendedores del Mercado Central se plantan ante la política de movilidad del Ayuntamiento

Ribó recuerda el compromiso de su equipo de gobierno para desbloquear las obras de la Plaza de Brujas

Imagen de la protesta del Mercado Central de Valencia
Imagen de la protesta del Mercado Central de Valencia - MIKEL PONCE

Vendedores del Mercado Central de Valencia han llevado a cabo este miércoles un primer paro de dos minutos, en los que se han apagado las luces del recinto, en protesta por las consecuencias del Plan de Movilidad del Ayuntamiento, que consideran que ha reducido las posibilidades de los clientes de acceder a la zona con transporte público.

Este primer paro ha sido convocado por el Comité de Crisis, aprobado por la asamblea de la Asociación de Vendedores del Mercado Central en abril, según ha informado la entidad en un comuncado. Las protestas se realizarán cada miércoles a las doce.

Según la asociación, hasta hace dos años había cinco líneas de bus que accedían al mercado que suponían ocho alternativas para los clientes que, ahora, "han visto reducido considerablemente las posibilidades de acceder al mercado en autobús, disponiendo ahora de una sola parada de bus".

Además, añade que, con la reestructuración de la línea 81, los clientes procedentes de Blasco Ibañez, han dejado de tener acceso directo al Mercado Central y deben hacer trasbordo a la ida y la vuelta.

En el paro se ha leído un manifiesto donde los vendedores muestran su "malestar ante las actuaciones que este Ayuntamiento, con su Plan de Movilidad, está llevando a cabo". "No estamos en contra de peatonalizar el centro de Valencia, ni de regular el tráfico, sino de cómo se está haciendo", han precisado, para recalcada que el consistorio está actuando "de forma improvisada, sin dar soluciones".

"Antes tienen que abrir el parking de Brujas, no pueden dejarnos aislados en el centro de Valencia", han reivindicado, y han subrayado que lucharán "por lo queremos y hacer la vida más fácil y cómoda a nuestros clientes, para que este mercado siga vivo y al servicio de los valencianos".

Al respecto, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha destacado este miércoles el compromiso de su equipo de gobierno para desbloquear las obras y poner en marcha el aparcamiento de la Plaza de Brujas de la ciudad, junto al Mercado Central. Asimismo, ha señalado que la "degradación" del entorno del parking, con su infraestructura por terminar, no es responsabilidad de su ejecutivo sino de quien inició esos trabajos y no los acabó.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios