Educación

Reforzar plantillas y mejorar medios de los docentes: las claves para reducir los deberes escolares

El CSI-F insta a la Conselleria de Educación a que se implique en la huelga convocada por colectivos de padres

Imagen de un aula vacía tomada en un colegio de Valencia
Imagen de un aula vacía tomada en un colegio de Valencia - ABC

El sindicato CSIF ha instado a la Conselleria de Educación a que se implique en la huelga de deberes de los alumnos convocada por algunos colectivos de padres y le ha pedido que refuerce las plantillas y mejore los medios de que disponen los docentes para reducir estas tareas escolares.

CSIF ha considerado que la Administración autonómica tiene parte de responsabilidad en esta situación por la escasez de plantillas y medios que proporciona a los centros, por exigir a los docentes que cumplan un programa lectivo, pese a esas carencias, y por no respaldar su autonomía pedagógica ante esta huelga.

En un comunicado, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha explicado que las elevadas ratios en las aulas impiden que los docentes puedan desarrollar una atención individualizada a los alumnos.

También obligan, en clases con 35 estudiantes en Secundaria o hasta 42 en Bachillerato, a dedicar casi la mitad de la sesión a cuestiones de orden o de organización que no responden estrictamente a la impartición de la asignatura correspondiente.

Para CSIF, una disminución de ratios resulta fundamental para que el docente pueda dedicar más tiempo a las singularidades de cada alumno y avanzar en su materia.

En la actualidad, según el sindicato, parte de los deberes que ponen los docentes obedecen a la necesidad de progresar en la asignatura para alcanzar, al final de curso, el nivel marcado por la Administración.

En su opinión, la Conselleria también podría contribuir a reducir el trabajo de los alumnos en el hogar si incrementara las plantillas de personal docente de refuerzo, dedicado a ayudar en el centro a estudiantes que no pueden seguir el ritmo de sus compañeros.

Más docentes podrían prestar una atención individualizada en mayor medida y, por tanto, abarcar más materia y tener que llevarse menos a casa los alumnos, según el sindicato.

CSIF ha lamentado la falta de apoyo público de Conselleria a sus profesionales y a la autonomía pedagógica del docente ante la situación suscitada por la huelga convocada por algunas asociaciones de padres, que contrasta con la mayor exigencia social a que los alumnos tengan mejor preparación.

"Los docentes sufren la presión de la Administración cuando les exige más formación y tareas burocráticas y, a la vez, apenas les proporciona medios y los deja desamparados ante circunstancias como la huelga de deberes", según CSIF.

El sindicato ha recordado, respecto a esta huelga, que "los docentes son los profesionales cualificados para adoptar medidas docentes, y no terceras personas sin la preparación acreditada ni el conocimiento pedagógico de los docentes".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios