Valencia

La mujer del expresidente de la Generalitat admite que firmó un informe con una fecha falsa para Hacienda

Pese a que en el documento constaba la fecha del año 2008, Mercedes Álvarez confiesa que lo firmó en 2013 a instancias de su marido

La mujer de José Luis Olivas, junto a este y el empresario Vicente Cotino, hoy en el juicio
La mujer de José Luis Olivas, junto a este y el empresario Vicente Cotino, hoy en el juicio - MIKEL PONCE

El ministerio público dejó fuera de la causa a la mujer de José Luis Olivas, expresidente de Bancaja y de la Generalitat Valenciana, acusado junto al empresario Vicente Cotino de delitos contra la Hacienda pública y falsedad documental. Sin embargo, la Abogacía del Estado la incluyó, y esta mañana Mercedes Álvarez ha confesado ante el juez que firmó un informe para la Agencia Tributaria con una fecha falsa. Es decir, pese a que en el documento constaba la fecha del año 2008, ella lo firmó en 2013 a instancias de su pareja, según ha dicho este martes.

Álvarez ha acudido este martes al Juzgado de lo Penal número 6 de Valencia y se ha sentado en el banquillo de los acusados junto a su marido y a Vicente Cotino, sobrino del expresidente de las Corts Juan Cotino. Para estos dos la fiscal pide tres años de prisión por un delito fiscal y otro de falsedad documental. Sin embargo, el ministerio público, quien inicialmente también acusó a la mujer de Olivas, al final la dejó fuera. Quien sí la incluyó en la causa fue la Abogacía del Estado, motivo por el que se la ha llevado a juicio.

La mujer de Olivas ha explicado al juez que su marido le pidió que firmara un informe de la empresa que compartían para justificar unos trabajos, que ella desconocía, y ha señalado que la rúbrica la puso en 2013 --cuando les estaba investigando Hacienda--, pese a que en el texto figura como fecha el año 2008.

La presunta trama se remonta al año 2008, cuando Vicente Cotino pagó 580.000 euros (IVA incluido) a la sociedad Imarsol -de la que eran propietarios a medias Olivas y su mujer- por la venta de unos activos de una empresa eólica a Iberdrola y por los que Cotino se desgravó la factura, causando así un perjuicio a Hacienda.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios