Diputados de las tres formaciones independentistas en el Parlament
Diputados de las tres formaciones independentistas en el Parlament - JUNTS PER CATALUNYA

Los partidos independentistas llevan su apoyo a los CDR hasta el Parlament

El PSC no ve «motivo» para «aplicar la legislación antiterrorista» y Ciudadanos reprocha a los grupos independentistas que no condenen la violencia de los CDR

BARCELONAActualizado:

Apoyo total a los Comités de Defensa de la República (CDR) y cero denuncia a los actos violentos que estos grupos han llevado a cabo en algunas de sus convocatorias. Junts per Catalunya (JpC), ERC y la CUP han defendido conjuntamente, este martes, a los CDR y llevarán al Parlamento catalán su apoyo.

Para hacer expreso este respaldo sin condiciones, estas tres formaciones están ultimando una propuesta de resolución, que se votará en el próximo pleno ordinario, para que la Cámara legislativa autonómica dé su apoyo explícito a los CDR. Además, están trabajando con CatComú-Podempara que los comunes se unan el día de la votación parlamentaria al apoyo concreto a los CDR.

En una rueda de prensa en el Parlamento de Cataluña, tres portavoces de JpC, ERC y la CUP han criticado las operaciones judiciales que se están llevando a cabo hoy contra los presuntos autores de llevar a cabo actos violentos en las últimas semanas bajo el paraguas de los CDR. Estas operaciones judiciales llevan consigo varias detenciones policiales.

«Cívicos, pacíficos y democráticos»

Francesc de Dalmases (JpC) ha indicado que la democracia española está «enferma» y que, desde su punto de vista, los CDR «son cívicos, pacíficos y democráticos». El diputado autonómico de JpC, en este sentido, ha señalado que «es un insulto a las víctimas del terrorismo» que se acuse a los detenidos de hoy de llevar a cabo actos de terrorismo.

Por su parte, Ruben Wagensberg (ERC) ha considerado que los CDR solo llevan a cabo manifestaciones y ha expresado su sorpresa por que este tipo de movilizaciones «pueda ser constitutivo de terrorismo». Wagensberg ha añadido que los CDR seguirán en las calles defendiendo la república catalana proclamada el 27 de octubre del año pasado.

Finalmente, Natàlia Sànchez (CUP) ha acusado a los partidos políticos constitucionalistas, los medios de comunicación que informan de los actos de los CDR y a la Justicia de «inventarse» la violencia de los CDR. Los señalados, en su opinión, promueven «una campaña de falsa violencia, porque esta violencia nunca ha existido», ha asegurado la diputada de los antisistema.

Poco después, Marta Ribas, portavoz de CatComú-Podem, ha posicionado a los comunes al lado de los tres grupos independentistas y ha indicado ante los periodistas que la operación judicial de hoy «es una clara barbaridad». Ribas ha animado, como respuesta a la acción judicial, a la participación en la manifestación convocada este domingo por la coordinadora formada por los sindicatos, Òmnium Cultural y la ANC, principalmente.

Condenar la violencia

La voces discordantes a estas posiciones en defensa de los CDR, las han expresado Cs y el PSC. Por parte de la formación naranja, Fernando de Páramo ha recordado que hay que «respetar las resoluciones judiciales» y condenar siempre todo tipo de violencia, como su formación hace afecten a unos u otros.

El diputado autonómico de Cs ha recordado que en el último pleno del Parlamento catalán, los partidos independentistas rechazaron condenar la violencia que llevan a cabo algunos CDR. «Lo que tenemos que hacer los partidos políticos es condenar la violencia», ha añadido De Páramo, criticando de esta manera a JpC, ERC y la CUP.

Sin embargo, desde el PSC, a través de su portavoz parlamentaria, Eva Granados, se indicó que no veían motivo para «aplicar la legislación antiterrorista», si bien es cierto que reconocieron que la actuación judicial está «bajo secreto de sumario» y por lo tanto ni los políticos ni los periodistas tienen ahora misma la información completa. Granados posicionó a los socialistas al respecto de las actuaciones de los CDR: «Son muy condenables políticamente, no compartimos ni la ideología ni los actos que hacen, y posiblemente, algunos actos son condenables penalmente, pero eso lo decidirá la Justicia».