Cataluña - Política

Cataluña cesa al presidente del Consorcio de Educación de Barcelona en plena búsqueda de locales para el 1-O

La consejera de Enseñanza Clara Ponsatí, nombrada en julio por su firme compromiso con el referéndum, sustituirá a Lluís Baulenas, asumiendo así en última instancia la decisión de abrir los institutos de la ciudad

De izquierda a derecha: el consejero de la Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull; la consejera de Enseñanza Clara Ponsati, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente del Govern y consejero de Economía, Oriol Junqueras
De izquierda a derecha: el consejero de la Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull; la consejera de Enseñanza Clara Ponsati, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente del Govern y consejero de Economía, Oriol Junqueras - EFE

Nuevo movimiento de piezas del gobierno catalán en plena cuenta atrás para el pretendido referéndum del próximo 1-0. La Generalitat ha cesado al presidente del Consorcio de Educación de Barcelona, Lluís Baulenas, en plena búsqueda de locales en la capital catalana para que sean puntos de votación en la jornada. Según publica este miércoles el Diari Oficial de la Generalitat (Dogc), la sustituta de Baulenas será la propia consejera de Enseñanza, Clara Ponsatí, precisamente nombrada en julio por su firme compromiso con el 1-O: entonces también se eligió a Baulenas como secretario general de la consejería, un segundo cargo que mantiene.

El departamento que dirige Ponsatí desvincula este cese de una posible estrategia para tener el control directo de los centros educativos en la jornada de votaciones y asegura que «es solo una decisión para visualizar la implicación de la consejera en la educación de Barcelona».

Fuentes del departamento consultadas por ABC aseguran que se trata de una decisión que «se había expuesto hace tiempo al Consorcio». Arguyen también que «no tiene sentido pensar que es una estrategia para eximir de responsabilidades al presidente, ya que sigue siendo el segundo del ente educativo».

Colau lo relaciona con el 1-0

Sin embargo, la propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha sido ambigua con respecto a la implicación de la ciudad en el referéndum, ha sido clara hoy al apuntar los motivos que, en su opinión, hay detrás del cambio en la dirección del Consorcio.

Según ha explicado Colau, la consejera le comunicó ayer que asumiría la presidencia del Consorcio «por motivos obvios», que según la alcaldesa podrían referirse a la firma de documentos relacionados con el 1 de octubre.

Firma de documentos

En declaraciones a Rac1, Ada Colau ha dicho que su lectura sobre la situación es que Ponsatí «asume toda la responsabilidad sobre lo que se firme desde el Consorcio», aunque ha añadido que «se le debería preguntar a ella» sobre la resolución. La alcaldesa ha insistido en que su posición sigue siendo la de «no poner en peligro a los trabajadores públicos», pero que trabajará con la Generalitat para que se pueda participar en el 1-O, siempre «con la máxima responsabilidad».

Barcelona es la ciudad más poblada de Cataluña y uno de los municipios en los que a día de hoy no se puede garantizar que el 1-O habrá los mismos puntos de votación que en las últimas autonómicas: el Govern ha instado al Ayuntamiento a ceder sus locales para ello, pero la alcaldesa, Ada Colau (BComú), ha pedido garantías para no poner en riesgo a los funcionarios ni a la institución.

Una vía para ello es que la Generalitat use edificios de su titularidad sin obligar al Ayuntamiento a ceder los suyos, pues la administración autonómica dispone de una amplia red de inmuebles que pueden ser puntos de votación, como ya se demostró con la consulta participativa del 9 de noviembre de 2014. Entre estos edificios destacan los centros educativos públicos de Infantil, Primaria, ESO y postobligatoria, gestionados por el Consorcio de Educación de Barcelona: este ente está participado en un 60% por la Generalitat y en un 40% por el Ayuntamiento.

Ahora el Govern ha cesado al máximo representante de este órgano y lo ha reemplazado por Ponsatí, en quien recaería en última instancia la decisión de abrir institutos gestionados por el Consorcio de Educación de Barcelona. La fecha de la firma del cese es del martes, si bien ese día Baulenas participó en el dispositivo de inicio del curso escolar y atendió a los medios para valorarlo. Entonces declinó detallar el posicionamiento del consorcio ante el referéndum del 1 de octubre, y remarcó: «Lo que es más destacable hoy es el inicio de curso».

Toda la actualidad en portada

comentarios