José García Domínguez - Punto de Fuga

El Hombre del Gallinero José García Domínguez

Homs, no hable en nuestro nombre si no es en presencia de su psiquiatra

- Actualizado: Guardado en: Cataluña

Nuestros nacionalistas domésticos son tan adictos a la sinécdoque que ya semejan incapaces de recurrir a la primera persona del singular bajo ninguna circunstancia. Así Homs, el Hombre del Gallinero, quien acaba de proclamar en tono ridículamente pomposo que depuso “en nombre de Cataluña” ante los magistrados del Supremo por la gamberrada institucional del 9-N. El señor Homs puede perorar, faltaría más, en nombre de Cataluña, del Condado de Treviño, del Campo de Gibraltar o del río Miño a su paso por Lugo. En nombre de quien no puede hablar el muy amnésico Homs es de las Matemáticas. Conocer, dicen los matemáticos, gentes refractarias por oficio a la retórica huera, es cuantificar. De ahí que cualquiera que domine los rudimentos más básicos de ese saber numérico tenga que llegar a idéntica conclusión sobre el 9-N. Y es que, se le llame como se le llame a la cosa, aquello terminó en un fracaso sin paliativos para la causa de los separatistas.

¿Que el desdoblado y desdoblable señor Homs pía en nombre de Cataluña toda? Pero ¿en qué mundo de fantasías alucinatorias vive ese señor Homs? Pero si aquel simulacro dominguero únicamente lograron ganarlo en tres capitales de comarca. En tres y solo entres. Pero si en la segunda ciudad de Cataluña, Hospitalet del Llobregat, no les votó ni el gato (17,7%). Pero si en Santa Coloma de Gramanet no alcanzaron ni un miserable 15% (14,1%). Pero si en Tarragona se quedarían lejos del 30% (26,3%). Pero si en la mismísima capital de su quimérica Republiquita Catalana escasamente lograrían superar un tercio de los sufragios emitidos. Puestos a largar en representación del prójimo, caro Homs, hable, si así le place, por 1.861.753 catalanes. Pero ni de uno más. 1.861.753 personas, sí, fueron las que se prestaron a participar en su circo. El resto, o sea la inmensa mayoría de los ciudadanos adultos de Cataluña, no asistimos. Homs, no hable en nuestro nombre si no es en presencia de su psiquiatra.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios