Cegas felicita a Pablos anoche, tras conocer los resultados
Cegas felicita a Pablos anoche, tras conocer los resultados - ICAL
Política

Primarias provinciales: Pablos seguirá al frente del PSOE de Salamanca y León tendrá segunda vuelta

Fernando Vegas, el candidato «oficial» del partido, obtuvo menos del 40% de los votos mientras Cendón fue el más respaldado en tierras leonesas

ValladolidActualizado:

Se cumplieron los pronósticos, pero quizás no los deseos de la Ejecutiva autonómica dirigida por Luis Tudanca. Su hombre de confianza en Salamanca, Fernando Vegas, estuvo muy lejos de los resultados obtenidos por Fernando Pablos, que repetirá al frente del PSOE provincial, desde donde ha cuestionado más de una vez al secretario regional. Mientras, en León habrá segunda vuelta el 2 de diciembre para la que, en principio, parte con ventaja Javier Alfonso Cendón, la persona de confianza del anterior secretario provincial, Celestino Rodriguez. Sin embargo, aún hay pelea y el exdiputado Diego Moreno, apoyado desde el «aparato» en Valladolid, aún tiene opciones de remontada si consigue tomar prestado los sufragios de los militantes que confiaron ayer en José Antonio Díez, que quedó eliminado a las primeras de cambio pero puede ser clave si pide el voto de los suyos para el candidato «sanchista». Pase lo que pase en la segunda vuelta parece que la división se instala en el PSOE de León, la federación con más militancia de la Comunidad.

Pablos recibió el 60,55 por ciento de los votos emitidos, lo que supone logró el respaldo de un total de 396 electores socialistas salmantinos de los 676 votantes que acudieron a las urnas. Su contrincante obtuvo 258 votos, el 39,45 por ciento de los sufragios, que se decantaron por alguna de las dos opciones, mientras que se registraron 40 votos en blanco y dos nulos.

Cendón y Moreno, ayer en la sede del PSOE de León
Cendón y Moreno, ayer en la sede del PSOE de León-ICAL

El censo total para las elecciones primarias era de 921 militantes, de los cuales acudieron a las urnas 676 a través de las 16 mesas electorales situadas en 15 centros de votación. Pablos asumió su triunfo «como un mayor compromiso» para ser «alternativa» en aquellos lugares de la provincia donde la formación no gobierna. Mientras, en León Cendón obtuvo el respaldo del 45 por ciento de los militantes socialistas -un total de 1.000 votos-, mientras que Moreno cosechó 875 votos, lo que supone un 40 por ciento de los sufragios. Díez, el tercer aspirante, se descolgó del proceso al lograr el 14 por ciento de los votos, un total de 308. en un proceso en el que participaron 2.190 electores, de los más de 3.000 con que cuenta el PSOE de León, El ganador pedirá ahora el apoyo de quienes optaron por los otros candidatos porque pretende «aglutinar todas las sensibilidades del partido». «o creo en las alianzas, creo en los votos de la militancia», dijo al ser preguntado, sobre si teme un pacto entre Diez, y Moreno. Este último remarcó que el proyecto que representa es «el de la unidad y el cambio real, que trae el aire nuevo de Pedro Sánchez y que no lleva el lastre de todos los antiguos personajes del PSOE que si lleva Cendón».

«Fortaleciendo» el partido

Mientras, Tudanca trasladó su «enhorabuena» a Pablos a través de twitter. donde aseguró que el partido siguen «fortaleciendo el partido para ganar en Castilla y León».

Con las votaciones de ayer y a expensas de lo que suceda en la segunda vuelta en León el PSOE cierra sus procesos de primarias provinciales. A modo de balance la renovación de caras ha sido importante y sólo repiten en el cargo el salmantino Pablos, la burgalesa Esther Peña -que no tuvo rival- y la palentina Miriam Andrés. En Soria y sin contrincante, Luis Rey sucedió de forma «natural» al alcalde de la capital, Carlos Martínez, que ya no podía repetir en el puesto. Más pelea hubo en Ávila, donde Jesús María Caro liderará el partido, comandado durante varios meses por una gestora.

También hubo disputa en Segovia y Valladolid, con José Luis Aceves y Teresa López respectivamente como nuevos responsables del partido. Por último, la batalla más emocionante tuvo lugar en Zamora, donde Antidio Fagúndez se impuso a Tomás del Bien por apenas 21 votos.

Aunque ahora parece lejano en el tiempo la división entre susanistas y sanchistas aún persiste en Castilla y León aunque con algo menos de peso que antes. Así, las provincias de Ávila, Palencia, Salamanca y Soria -a falta de Léon- conformaría el sector más crítico con Tudanca, que habría ganado supuestamente a Zamora y Segovia para su causa y mantendría a Valladolid y Burgos.