España

El último servicio a Castilla-La Mancha

La celebración del patrón de la Policía en Toledo sirvió para despedir al jefe superior antes de su nuevo destino

Ortiz Argüelles impone la cruz al mérito policial con distintivo blanco a Milagros Miguel Miguel
Ortiz Argüelles impone la cruz al mérito policial con distintivo blanco a Milagros Miguel Miguel - Ana Pérez Herrera
MANUEL MORENO Toledo - Actualizado: Guardado en:

Si algún transeúnte se asomó este lunes, al mediodía, al patio de la Jefatura Superior de Policía de Castilla-La Mancha, pudo pensar en un primer momento que se esperaba la llegada del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz. No habría sido nada descabellada esa suposición, porque Fernández Díaz firmó el pasado viernes el nombramiento del comisario principal Juan Carlos Ortiz Argüelles, jefe superior de Policía en la región durante seis años, como comisario general de Extranjería y Fronteras.

Sin embargo, en realidad los periodistas esperaban, impacientes, la llegada del presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional del Partido Socialista, Emiliano García-Page. Pedro Sánchez «in memóriam»; políticamente, claro.

La comparecencia de García-Page retrasó varios minutos el comienzo del acto en el interior de la jefatura superior de Policía con motivo del día de los santos Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo.

Si en el patio el protagonista había sido García-Page, con María Dolores de Cospedal, líder del PP en la región, muy cerca de él, en el remozado pabellón de deportes de la jefatura muchos elogiaron a Juan Carlos Ortiz Argüelles. ¿El motivo? Se acababa de conocer oficialmente su nuevo destino (comisario general de Extranjería y Fronteras). Por ello, tanto García-Page como el delegado del Gobierno en la región, José Julián Gregorio, tuvieron palabras de agradecimiento hacia el comisario principal por el trabajo realizado en Castilla-La Mancha desde que llegó en 2010.

García-Page dio «mil gracias» a Ortiz Argüelles, quien tomará posesión de su flamante cargo en los próximos días y «tengo que decirlo muy alto y repetirlo muchas veces», dijo el presidente de la región a su «amigo»al comienzo de la intervención.

Por su parte, Gregorio destacó primero el trabajo de las fuerzas y cuerpos de la seguridad del Estado, «con una de las tasas de criminalidad más baja de Europa». Luego se deshizo en alabanzas a Ortiz Argüelles: «Con él he aprendido lo que nos enseñaba Cervantes en el Quijote. El caballero decía: ‘Hay que dar crédito a las obras y no a las palabras’. Por ese trabajo bien hecho, Juan Carlos, por ese buen quehacer, por hacernos más fácil nuestro camino, muchas gracias». Y remachó: «Que en tu nuevo destino seas tan querido como en Castilla-La Mancha. Que sepas que algunos, antes de irte, ya te echamos de menos. Como se dice, ¡suerte, maestro!».

Page, Yunta y Cospedal

Las palabras de García-Page y José Julián Gregorio estuvieron precedidas por la entrega de cuatro cruces al mérito policial con distintivo blanco.

Con María Dolores de Cospedal en las primeras filas, el presidente de Castilla-La Mancha impuso la condecoración a Jesús Yunta García-Prieto, magistrado-juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Toledo.

Emiliano García-Page saluda a un bebé en brazos de un policía
Emiliano García-Page saluda a un bebé en brazos de un policía- Ana Pérez Herrera

Precisamente Yunta desestimó en 2013, en primera instancia, la demanda de María Dolores de Cospedal contra Luis Bárcenas, ya que el juez consideró que no había quedado demostrado que el extesorero del PP fuera quien entregó al diario El País los folios con las anotaciones de la supuesta contabilidad B del PP.

A continuación, fue el turno del delegado del Gobierno, quien vestía gemelos con la bandera de España para abrochar los puños de su camisa. Impuso la condecoración al coronel Gabriel Llamazares Rodríguez, jefe de la plana mayor de la Guardia Civil de Castilla-La Mancha.

Por su parte, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, colgó la cruz al teniente coronel Antonio Gómez Zambudio, jefe de Apoyo y Servicios de la Academia de Infantería.

El magistrado Jesús Yunta con Cospedal
El magistrado Jesús Yunta con Cospedal- Ana Pérez Herrera

Y el jefe superior de Policía condecoró igualmente con la cruz al mérito policial con distintivo blanco a Milagros Miguel Miguel, responsable del servicio de limpieza de la Jefatura Superior de Policía de Castilla-La Mancha.

Espera infructuosa

Ortiz Argüelles fue quien había abierto el turno de discursos. Se centró en realizar un somero repaso de las funciones de la Policía en la sociedad. Despidió su intervención con un recuerdo a Isidro Sanmartín y Jorge García Tudela, asesinados en Kabul (Afganistán) en diciembre de 2015.

En la recta final del acto en el polideportivo se entregaron más reconocimientos y hubo un homenaje a los caídos. Ya en el patio, durante el vino que ofreció Ortiz Argüelles, los fotógrafos de prensa y los cámaras de televisión esperaron más de 40 minutos para inmortalizar un saludo entre García-Page y Cospedal que nunca llegó. Sin embargo, el juez Yunta y la diputada nacional del PP por Toledo hablaron desenfadadamente.

Policías jubilados cantan en el patio ptras el acto oficial
Policías jubilados cantan en el patio ptras el acto oficial- Ana Pérez Herrera
Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios