Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha
Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha - ANA PÉREZ HERRERA

El Plan contra la pobreza energética ha impedido ya 860 cortes de suministro en la región

La Junta concede 150 euros de ayudas que han llegado a casi 40.000 personas desde que se puso en marcha el programa a principios de la legislatura

TOLEDOActualizado:

El Gobierno de Castilla-La Mancha continúa con sus balances semanales. Este miércoles le tocó el turno al Plan contra la Pobreza Energética, que, en lo que va de legislatura, ha concedido 13.185 ayudas, con hasta 39.555 personas atendidas y 860 paralizaciones o reposiciones de suministro, según los datos que aportó el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, en rueda de prensa para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno.

Según djio, astilla-La Mancha «es la sexta comunidad autónoma que más presupuesto destina a paliar los efectos de la pobreza energética, con 4.085 ayudas otorgadas entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2017, que han llegado a casi 17.298 personas, gracias a un plan que en este periodo también ha impedido 360 cortes y ha realizado 36 reposiciones de suministro en toda la región».

Hernando destacó que se trata de «un programa pionero en Castilla-La Mancha, que sitúa a la región a la vanguardia al ser la sexta región que más inversión destina a estas ayudas por delante de comunidades como Madrid, Castilla y León, Navarra o País Vasco, ayudas que se han ampliado a todo el año para que no se concedieran solo en invierno cuando a priori se pudiera pensar que hacían más falta».

El Plan, en el que se conceden ayudas de 150 euros a las familias, incluye también asesoramiento en materia de eficiencia energética en los hogares, a través de las oficinas de consumo, porque «muchas veces los que están en situación de pobreza son los que peores condiciones de ahorro energético tienen, con ventanas mal selladas, electrodomésticos o bombillas menos eficientes». «Se da la paradoja de que muchas veces las familias que menos pueden pagar son las que más pagan por una cuestión de falta de eficiencia», dijo.

Una publicación compartida de Nacho Hernando (@nacho_hernando) el