Canarias

El presidente canario deja el futuro del consejero de Sanidad en manos de su partido, el PSOE

"No pienso ni en dimisiones ni en ceses, sino en dar una solución a los ciudadanos", afirma Fernando Clavijo

Procesión de El Pino, la semana pasada, en Teror, Gran Canaria
Procesión de El Pino, la semana pasada, en Teror, Gran Canaria - ABC
R.L.P. - @ABC_Canarias Las Palmas De Gran Canaria - Actualizado: Guardado en: Canarias

El jefe del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo (CC), atraviesa este lunes su proceso de descarte o no de cambios en su gabinete a la espera de saber qué teoría ofrece desde este lunes Jesús Morera, consejero canario de Sanidad con el PSOE, sobre los problemas financieros que tiene este departamento en el año y tres meses de mandato que han transucrrido desde la toma de posesión.

Esta semana que comienza el Parlamento de Canarias debate nuevas normativas. Algunas, contestadas por el PSOE. En cuanto a Sanidad, el presidente canario ha manifestado también que no puede garantizar la continuidad del responsable del área de Sanidad porque depende de la voluntad del propio consejero, pero ha afirmado que no está pensando "ni en dimisiones ni en ceses, sino en dar una solución a los ciudadanos", que es su "principal objetivo".

Cifró el desvío es de 50 millones de euros y podría llegar a los 150 millones si se mantiene el actual ritmo de gasto. La semana pasada la vicepresidenta canaria, Patricia Hernández, ya dijo que confiaba en Morera, y "también" en el director del Servicio Canario de Salud, Roberto Moreno.

El presidente canario ha manifestado también que no puede garantizar la continuidad del responsable del área de Sanidad porque depende de la voluntad del propio consejero, pero ha afirmado que no está pensando "ni en dimisiones ni en ceses, sino en dar una solución a los ciudadanos", que es su "principal objetivo".

Clavijo ha señalado que la de Sanidad es la Consejería con el mayor presupuesto, unos 2.500 millones de euros, y tras señalar que este año ha recibido más dinero que el anterior, ha reconocido que la calidad asistencial es peor, puesto que han aumentado las listas de espera.

Clavijo ha dicho que trata de afrontar el problema "detectado" en este departamento con "transparencia y claridad" y que para revolverlo se está trabajando tanto con la Consejería como con los miembros del Gobierno, porque se trata de un problema que "nos afecta a todos" y en el que, a su juicio, "hay que buscar soluciones y no culpables".

El problema suscitado, según Clavijo, tiene por ello un origen presupuestario y también de gestión, al tiempo que ha afirmado que lo que le preocupa es que "con más dinero se está prestando un servicio peor".

La Consejería lleva más de un año "en manos" de Morera, por lo que compete al consejero analizar y proponer medidas para corregir la situación, que se conocerán en los próximos días, ha añadido Clavijo, quien ha comentado que unas serán a corto plazo y otras se adoptarán en los siguientes ejercicios porque se trata de un problema "complejo".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios