JAIME GARCÍA

Tensión a las puertas del Supremo cuando llegaba Forcadell: «¡Madrid está con el pueblo catalán!»

Un centenar de diputados, senadores, dirigentes y militantes de base de ERC, la CUP y el PDeCAT acuden para arropar a los miembros de la Mesa del Parlament

Actualizado:

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha sido esta mañana la primera en entrar a declarar ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que la investiga a ella y a los cinco miembros de la Mesa que facilitaron con sus votos el proceso independentista por rebelión, sedición y malversación.

Su comparecencia se tenía que haber producido el pasado 2 de noviembre, el mismo día que los exconsejeros de Puigdemont que no se habían fugado prestaron declaración ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela y durmieron ya directamente en prisión. Sin embargo, Llarena aceptó retrasar la cita una semana tras pedir más tiempo las defensas de los diputados (todos, menos Nuet, aforados) para estudiar la causa en profundidad.

La llegada de los miembros de la Mesa del Parlament al Tribunal Supremo se ha producido entre fuertes momentos de tensión. A su llegada se han oído gritos de un grupo de personas con banderas españolas coreando «fascistas a prisión», «¡Madrid está con el pueblo catalán!», «Puigdemont a prisión» y «no nos engañan, Cataluña es España». Esas personas han sido posteriormente desalojada por la Policía, en tanto que otro grupo apoyaba a los investigados con ánimos y gritos de «no estáis solos» y un tercero -con una bandera republicana- expresaba el apoyo de Madrid al «pueblo catalán».

Sin poner resistencia, los manifestantes se han marchado y han quedado sólo los defensores de los investigados, además de un grupo de afectados por la estafa de Afinsa y Fórum Filatélico, que han aprovechado la presencia de las cámaras de televisión en el Supremo para exigir responsabilidades. De hecho, en un momento dado este grupo era al que más se oía a las puertas del tribunal.

Los policías también han tenido que desalojar a un hombre de avanzada edad que gritaba "sois unos cobardes" a los manifestantes que apoyan a los investigados y portaba un cartel en el que se leía "honorable presidente de la república bananera de pujolandia". Esto ha provocado cierta tensión entre los manifestantes de uno y otro lado, por lo que los agentes han optado por pedirle que se marchara.

Apoyo del secesionismo

Además, más de un centenar de diputados, senadores, dirigentes y militantes de base de ERC, la CUP y el PDeCAT han aguardado a las puertas del Supremo para animar a Forcadell y el resto de los investigados. La número dos del PDeCAT, Marta Pascal, y los diputados nacionales Jordi Xuclá, Carles Campuzano (portavoz en el Congreso), Ferran Bel (alcalde de Tortosa) y Lourdes Ciuró, encabezaban la representación de este partido, junto a su portavoz en el Senado, Josep Lluis Cleries. «Confío en que el sentido común y la democracia se van a imponer», ha dicho Pascal cuando se le ha preguntado sobre la posibilidad de que Forcadell pudiera acabar la jornada en prisión.

Entre quienes aguardaban a los citados a declarar también se encontraba el portavoz de En Comù Podem y recién designado candidato a la presidencia de la Generalitat, Xavier Doménech, así como el dimitido secretario general de Podem Albano Dante Fachin.

Otros políticos concentrados ante el Supremo han sido la senadora Esther Capella, de ERC; el senador de Bildu Jon Iñarritu, o la diputada autonómica de la CUP Mireia Boya.