España

Sánchez y Rajoy hablan 10 minutos y ambos se ratifican en sus posturas

La conversación fue «cordial», el líder del PP se mantuvo en la idea de gran coalición y el del PSOE le reiteró que no le apoyará en la investidura

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, en el Congreso - IGNACIO GIL

Pedro Sánchez ha llamado esta mañana a Mariano Rajoy. Tal y como había manifestado ayer el secretario general de los socialistas, el primer político al que ha contactado en la ronda de consultas que quiere realizar ha sido el líder del PP, con quien departió durante 10 minutos vía telefónica en un tono que el PSOE califica de «cordial».

Rajoy le ha explicado cómo ha transcurrido la reunión del G-20 y además le ha reiterado su disposición a formar una gran coalición como la mejor salida para la situación de bloqueo del país. Sánchez le ha manifestado, por su parte, que el PSOE sigue estando en contra de su investidura, y le ha explicado su intención de hablar con el resto de partidos para, a través del diálogo, intentar encontrar una fórmula que acabe con el atasco político.

Pendientes de mantener nuevas conversaciones

Desde Presidencia del Gobierno se emitió un comunicado tras la llamada, en el que explicaba que en la conversación mantenida le había reiterado a Sánchez sus argumentos en el debate de investidura, la urgencia de que España cuente con un gobierno para cumplir sus compromisos con Europa. Y también le reiteró el hecho excepcional de que se hayan producido dos procesos electorales consecutivos, a la vez que recordaba la «amenaza gravísima» a que está sometida la unidad territorial de España.

Ambos líderes han quedado pendientes de mantener nuevas conversaciones, aunque sin concretar más sobre ello.

Sánchez tiene previsto dialogar pero «no negociar» con los partidos

Desde el entorno del presidente Rajoy ya se había anunciado anoche, cuando hizo una escala técnica en su regreso del viaje a la reunión del G-20 en China, la intención del líder popular de atender la llamada del socialista. Ello, recordaban, a pesar de que Sánchez había dado portazo hasta en tres ocasiones al presidente en funciones en sus intentos de hablar con él.

Sánchez tiene previsto entablar un diálogo «que no es una negociación» con todos los representantes de los partidos, excepto con EH-Bildu, con el fin de encontrar todos juntos una salida a la situación de bloqueo que mantiene a España sin gobierno desde diciembre de 2015.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios