España

Rajoy: «No voy a renunciar, es una cuestión democrática»

«Ni Sánchez ni Rivera me han pedido a la cara que no sea candidato», asegura

Vídeo: El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy (i), saluda al presidente chino, Xi Jinping

Antes de viajar a China, Rajoy recibió el apoyo unánime de los suyos en la Ejecutiva de su partido. El presidente lo agradeció de manera especial, «fue emotivo». Necesitaba el gesto justo en ese momento, pocas horas después de su investidura fallida, y le dio nuevas fuerzas para asegurar, en una charla informal con periodistas durante la escala del vuelo, que no piensa renunciar a su candidatura de ninguna de las maneras. De hecho, ya ha hablado con Albert Rivera para dar por vigente el acuerdo con Ciudadanos y tiene previsto volver a llamar al PSOE.

«No voy a renunciar a formar Gobierno, porque hemos ganado las elecciones, es una cuestión democrática. No vamos a renunciar de ninguna manera», comentó Rajoy en el aeropuerto de Kazan (Tatarstan), durante la escala técnico del vuelo a Hangzhou (China). El presidente tiene ganas y ánimo, «me encuentro estupendo», y lo volverá a intentar… cuando las aguas revueltas se calmen un poco. Rajoy asegura que nadie le ha pedido nunca en su partido que se eche a un lado, pero tampoco se lo han pedido Albert Rivera (quien le vetó) ni Pedro Sánchez en las diferentes reuniones que han mantenido con él. «Nunca me lo han dicho a la cara», aseguró.

El líder del PP sigue convencido de que la idea más sensata y razonable sigue siendo aquella que él puso sobre la mesa el 21 de diciembre: un Gobierno de coalición entre el PP, PSOE y Ciudadanos. Pero esa propuesta tuvo poco recorrido por el rechazo frontal de Pedro Sánchez a sentarse a negociar, y ni siquiera a hablar. A pesar de los reiterados noes de Sánchez, Rajoy está convencido de que «la única opción» de formar Gobierno pasa es con el PSOE. Por eso lo volverá a intentar con los socialistas, y mientras Sánchez sea su secretario general, será su único interlocutor.

Acuerdo con Ciudadanos

Al mismo tiempo, Rajoy cree que el acuerdo con Ciudadanos debe preservarse, y así lo hará él. El viernes por la noche, cuando acabó la segunda votación de su investidura, se puso en contacto con Albert Rivera, y así se lo hizo saber. Además, quedaron en volverse a ver cuando Rajoy regresara a Madrid de su viaje a China. Desde C’s, rebajan ese contacto a un «sms de cortesía».

El líder del PP cree que ha hecho «lo que tenía que hacer» en todo momento. «He hecho un planteamiento democrático y razonable», señaló en la misma conversación informal con la prensa. Rajoy piensa que la cerrazón de Sánchez es más un problema de liderazgo interno que otra cosa, ante el temor de que Podemos pueda ganarle terreno, lo que le costaría la cabeza.

Rajoy desveló un comentario que le hizo Sánchez en la reunión del lunes pasado, aquella que el líder socialista tachó de «perfectamente prescindible». Tras las dos votaciones de investidura, aseguró que después de las elecciones autonómicas vascas y gallegas «ya vería» qué haría. «Ya lo veremos», dijo. Rajoy quiso quitar toda importancia a ese comentario y dejó ver que su confianza en un cambio de posición de Sánchez es ya, a estas alturas, cercana a cero.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios