España

Rajoy da por zanjado el «caso Soria»

Guarda silencio sobre la renuncia del exministro durante su primer acto público tras ella, la presentación del candidato del PP a lendakari, Alfonso Alonso

Rajoy saluda a Alonso - EFE

El PP «tiene la receta» para la estabilidad que consolidará la recuperación en España. Lo ha recordado Mariano Rajoy este miércoles durante el desayuno informativo del Foro Europa en el que el presidente del Gobierno ha presentado a Alfonso Alonso, candidato a lendakari por el PP. A pesar de que el foco mediático estaba centrado en el «caso Soria», tanto Rajoy como el candidato Alonso lograron driblar las preguntas sobre el asunto, y no se han pronunciado sobre la rectificación del exministro. Tampoco el resto de miembros del Gobierno y del partido presentes en el acto entraron en la polémica, con las excepciones del vicesecretario sectorial Javier Maroto, que apuntó que «rectificar es de sabios», y el expresidente del Congreso Jesús Posada, para quien el paso atrás de Soria «ha sido la mejor solución»

Rajoy esquivó cualquier referencia a la renuncia de su exministro Soria al cargo en el Banco Mundial -por petición del Gobierno, según dijo el afectado- tanto a su llegada como a su salida el acto, y en sus palabras de presentación del candidato se limitó a dar su apoyo a Alonso, al que ha calificado de «compañero y amigo, y del que ha destacado su valentía al iniciar su militancia en el PP del País Vasco «en el momento en que estas siglas se veían extraordinariamente perseguidas por el terrorismo de ETA.

El presidente en funciones ha defendido el papel del PP en el País Vasco como «único contrapeso a los nacionalismos que plantean consultas, a la «comodidad de quienes miran a otro lado«, a los populismos y a los grupos que presentan a exterroristas como candidatos.

Alonso, en su intervención, ha insistido en la necesidad de explicar «lo que ocurrió en el País Vasco», cómo «la sociedad se levantó y se plantó ante el terror», y no permitir que «se blanquee» la actividad terrorista. Afirma que le parece «escandaloso que la sociedad no se rechace que un criminal haga carrera política» y haya quien «se ponga de lado» ante este asunto, por lo que pidió hacer «mucha pedagogía política».

Además, advierte contra el «voto útil» al PNV, porque Urkullu puede pasar de la «fase moderada» a una más radical si se «emborracha de poder»; por eso defiende que tenga «un contrapeso». Al mismo tiempo, avisó a los nacionalistas vascos que el PP «no está dispuesto a un intercambio de cromos».

También ha abogado por «abrir», por conseguir explotar las potencialidades del País Vasco para que lidere España. Entiende que el modelo nacionalista «empobrece Euskadi» y por eso ofrece un proyecto alternativo con «más libertad» donde los ciudadanos «no tengan que escoger» entre ser vascos y españoles. Ofrece «estar siempre abierto al diálogo» porque «estamos en política para tender puentes».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios