España

Rajoy, de la derrota en el Congreso a las felicitaciones en China

«Me encuentro estupendo», afirma tranquilo el presidente en funciones

Mariano Rajoy dio su habitual caminata a primera hora de la mañana, hoy en Hangzhou
Mariano Rajoy dio su habitual caminata a primera hora de la mañana, hoy en Hangzhou - ABC

En la segunda jornada de la cumbre de líderes mundiales del G-20, que se celebra en Hangzhou (China), Mariano Rajoy ha comenzado la mañana con su habitual caminata, junto al lago de esta ciudad china. Antes de la sesión de trabajo en la cumbre, Rajoy ha mantenido una reunión bilateral con el presidente chino, Xi Jinping, quien preside el G-20, le ha agradecido el esfuerzo por estar presente en esta cita internacional, pese a la intensa semana política vivida en España.

En apenas un día, Rajoy pasó de los duros ataques recibidos en la sesión de investidura del Congreso, donde el viernes resultó derrotado en segunda votación, a recibir felicitaciones en el G-20 por el modelo de crecimiento de España y la recuperación económica lograda en los últimos años.

A las nueve y cinco de esta mañana se ha reunido con el presidente chino, quien ha felicitado a Rajoy por la evolución económica en España. A lo largo de la jornada, el presidente en funciones tiene otras dos citas, una con Mauricio Macri y otra con Michel Temer.

Rajoy se ha mostrado tranquilo después de su investidura fallida, y se ha centrado en exponer el camino recorrido por España desde la cumbre de Los Cabos hasta esta de Hangzhou. «He hecho lo que tenía que hacer», ha confesado a los periodistas españoles, después de su derrota parlamentaria. Rajoy se encuentra con ánimo y con fuerzas para volverlo a intentar: «Me encuentro estupendo», ha subrayado. Pero sobre todo siente que tiene la razón «democrática». «No voy a renunciar, el PP ganó las elecciones y es una cuestión democrática.

La polémica por el nombramiento de Soria en el Banco Mundial no ha inquietado lo más mínimo al presidente Rajoy, quien está convencido de que no hay ninguna razón para las críticas. Así se lo ha comentado a la prensa, en un tono de sorpresa por el jaleo organizado. Desde el Gobierno se considera que Soria tiene todo el derecho como funcionario a optar por una plaza que se corresponde con su carrera profesional. Impedírselo, comentan fuentes del Ejecutivo, sería ilegal. Rajoy y Luis de Guindos reconocen que conocían las intenciones de Soria, pero el nombramiento no es «político, sino administrativo y técnico», y por tanto lo situaron en un plano meramente profesional.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios