España

Al menos ocho detenidos por la paliza a los guardias civiles y sus parejas en Alsasua

En su mayoría pertenecerían al movimiento Ospa que pide la salida de la Guardia Civil de la localidad

Agentes de la Guardia Civil en Alsasua - JAIME GARCÍA

La Guardia Civil ha iniciado a primera hora de la mañana una operación policial para detener a los jóvenes identificados por propinar una paliza el pasado 15 de octubre a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de la localidad navarra de Alsasua. Por el momento son ocho los detenidos, aunque la operación policial sigue abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones a lo largo de la mañana.

Las detenciones se están desarrollando por orden de la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, que es la encargada de investigar los sucesos de Alsasua después de que la juez de Pamplona se inhibiese del caso por si pudiera considerarse como delitos de terrorismo. Los detenidos serán trasladados en las próximas horas a la Audiencia Nacional.

La juez Lamela aceptó el caso después de que el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, interpusiera una denuncia por presuntos actos de terrorismo ya que el movimiento Ospa de Alsasua, y al que pertenecen la mayoría de los agresores reivindica la expulsión de la Guardia Civil. Esta reivindicación, según la denuncia, está promovida por la organización terrorista ETA desde los años 70.

En el auto en el que la juez Lamela solicitaba hacerse con el caso, se habrían identificado a un total de doce jóvenes. De ellos, tres serían los promotores del movimiento Ospa de Alsasua. Los otros nueve podrían pertenecer a dicho movimiento. Aunque por el momento se desconoce la identidad de los detenidos.

Los detenidos habrían participado presuntamente en la paliza que un grupo de jóvenes radicales de la localidad propinaron a dos guardias civiles de paisano y sus parejas mientras tomaban unas consumiciones en un bar de la localidad. Allí se encontraron con unos jóvenes que les increparon, insultaron y comenzaron a agredirles. Una vez fuera del local, se unieron más agresores. Las cuatro personas agredidas tuvieron que ser trasladadas al hospital. Incluso uno de los guardias civiles fue ingresado en estado carácter grave.

En el momento de los hechos ya se detuvo a dos personas. Las investigaciones de la Guardia Civil han llevado a la identificación de al menos doce jóvenes que pudieron participar en la paliza.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios