España

El Ayuntamiento de Alsasua no condena el ataque y rechaza a la Guardia Civil

El PSN votó contra «la masiva afluencia» de guardias civiles en el municipio y en el Parlamento no hubo acuerdo para condenar los hechos

El alcalde de Alsasua Javier Ollo (c), de Geroa Bai, junto a varios concejales, al término de la reunión que la Junta de Portavoces - EFE

Los hechos sucedidos el pasado sábado en Alsasua son evidentes, cuatro personas, dos de ellas guardias civiles, fueron agredidas y heridas hasta el punto de tener que ser trasladadas al hospital. Pues ni algo tan simple como rechazar esto resultó ayer posible en Navarra.

Lo más llamativo fue la declaración aprobada en la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Alsasua, gobernado por Geroa Bai. Sólo se menciona a la Guardia Civil para mostrar «su preocupación y malestar por la masiva presencia en nuestra localidad a raíz de los hechos ocurridos. Su presencia no ayuda a crear un clima de convivencia», afirma el punto quinto de la declaración firmada por el propio Geroa Bai, Goazen Altsasu, la marca bajo la que se inscribe Podemos y, lo más sorprendente, también está firmada por el PSOE.

Sin consenso

En el resto del texto se muestra «la solidaridad con las personas heridas y afectadas», sin mencionar que eran guardias civiles ni que fueron agredidas por su condición de agentes de la benemérita y «condena los actos violentos ocurridos». En la declaración también hubo un espacio para criticar a «algunos medios de comunicación», por «la imagen que han trasladado de nuestro municipio, que nada tiene que ver con la realidad».

Según el alcalde de la localidad, Javier Ollo, «se ha intentado por todos los medios llegar a un texto de consenso, pero no ha habido manera». El concejal de UPN rechazaba que no se mencionara a la Guardia Civil ni las circunstancias en las que se produjo la paliza. Y Bildu tampoco quiso llegar a un acuerdo, «aunque estaba de acuerdo en la mayoría de los puntos de la declaración», explicó el alcalde de la localidad. De hecho, la reunión de la Junta de Portavoces se alargó casi durante tres horas.

División en el Parlamento

La misma tensión que se vivió en el Ayuntamiento de Alsasua, se vivió por la mañana en la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra cuando tres de las cuatro fuerzas que componen el cuatripartito que sustenta el Gobierno de Navarra, también con Geroa Bai a la cabeza, aprobaron una declaración institucional en en la que «condenan los actos violentos ocurridos» y muestran su «solidaridad con las personas heridas». En ningún momento mencionaban a la Guardia Civil.

La excusa puesta por la portavoz de Podemos, Laura Pérez, fue que en la exposición de motivos ya se decía que dos de los agredidos son agentes de la Guardia Civil. A esa misma excusa se aludió en Alsasua. Sin embargo, si se aprueba la declaración institucional al Diario de Sesiones, sólo pasan los puntos de la declaración, es decir, los puntos en los que no se menciona a la Benemérita. Esta declaración contó con el apoyo también del Partido Socialista de Navarra, «porque estamos en contra de la violencia», aunque habían firmado otra declaración institucional presentada por los partidos de la oposición, UPN, PSN y PP:

Para la portavoz del Partido Popular, Ana Beltrán, «esta declaración es cómplice con los amigos de ETA porque conscientemente han obviado poner Guardia Civil. En el punto uno dice que condenan los hechos pero no dice qué hechos. Y en el punto dos se solidarizan con los heridos, pero no dice quiénes eran los heridos».

Apoyo a la Guardia Civil

La declaración presentada por la oposición mencionaba a la Guardia Civil en tres de los cinco puntos de que consta. Concretamente mostraban «el pleno apoyo y solidaridad a los guardias civiles y sus acompañantes, objeto de la brutal paliza, así como a sus familiares y miembros de la Guardia Civil en Navarra». Reiteraba «el apoyo y reconocimiento del Parlamento de Navarra al trabajo de la Guardia Civil a favor de la seguridad y libertad de todas las personas» y animan a acudir a la concentración que tendrá lugar esta tarde frente a la Comandancia de Pamplona en apoyo y solidaridad con la Benemérita.

Bildu no quiso firmar ninguna de las declaraciones institucionales ya que según su portavoz, Adolfo Aráiz, «no estamos de acuerdo en hacer una declaración en que se dé por buena una versión». Sin embargo, acto seguido, se agarró a las excusas expresadas por los agresores y negó que la paliza recibida por dos agentes de la Guardia Civil fuera por haber sido reconocidos como tal «nada tiene que ver con un ataque político» y aseguró que «la Guardia Civil no tiene la presunción de veracidad que dice tener».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios