España

Bildu apoya al movimiento del que forman parte los agresores de Alsasua

Los investigadores encuadran el ataque en una campaña hostil a la Guardia Civil, que fue promovida por organizaciones satélite de ETA y hoy continúan colectivos de la izquierda abertzale

Una pancarta en apoyo a los agresores en Alsasua
Una pancarta en apoyo a los agresores en Alsasua - JAIME GARCÍA

Los investigadores de la agresión a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra) ubican el ataque en la campaña de acoso sufrida por el instituto armado desde los tiempos de ETA, hoy promovida por movimientos populares de la izquierda abertzale a los que apoyan los partidos Bildu, Sortu y Ernai. La juez Carmen Lamela, que ha asumido la investigación al apreciar que el ataque puede constituir un delito de terrorismo, recoge la exposición de hechos de los informes de la Guardia Civil y la Policía Foral de Navarra.

La Guardia Civil, según este análisis, encuadra la agresión en el «ambiente» del movimiento «Fuera de Aquí», que reclama la expulsión de las fuerzas y cuerpos de seguridad de Navarra y el País Vasco desde 1998. Esta campaña, promovida por la organización satélite de ETA Gestoras Pro-Amnistía y apoyada por los cachorros de la banda de Jarrai, Haika y Segi, persiste ahora a través de plataformas populares del entorno abertzale radical, como el movimiento «Ospa» de Alsasua. Según los investigadores, busca generar «una sensación de continuo miedo» e impedir que desarrollen «una vida en condiciones de normalidad».

En la localidad de Alsasua esta actividad la practica el movimiento Ospa, entre cuyos promotores están Jokin Unamuno, Adur Ramírez de Alda y Edurne Martínez, ubicados en la agresión. Su intención es estropear la calidad de vida de los agentes de la Guardia Civil del municipio, «sintiéndose en todo momento objetivo de grupúsculos violentos, llegando a tener miedo para realizar actividades cotidianas», y aislarles socialmente, impidiendo que los habitantes del pueblo se relacionen con ellos y sus familias.

Los agresores de Alsasua (Navarra) golpearon a los dos guardias civiles a los que atacaron en un bar del municipio «única y exclusivamente» por su condición de miembros del instituto armado. Así lo entiende la juez, quien ha asumido las riendas de la investigación al apreciar que el ataque fue un acto terrorista, como pidió la Fiscalía de la Audiencia Nacional. La juez de Pamplona que inició la investigación al hallarse de guardia ha aceptado esta visión y ya ha se ha inhibido en favor de la magistrada de la Audiencia Nacional. El objetivo era amedrentar al colectivo.

El escrito de Lamela identifica a doce de los cincuenta agresores que participaron en el ataque, que comenzó pasadas las tres de la madrugada del pasado 15 de octubre, después de una jornada de fiesta en la localidad navarra. Los señalados, que pertenencen al movimiento juvenil de la izquierda abertzale en Alsasua «Ospa», son Jokin Unamuno, Adur Ramírez, Edurne Martínez (los tres, promotores del grupo), Aratz Urriola, Julem Goikotxea, Edurne Martínez, Jon Ander Cob, Iñaki Abad, Oihan Arnanz, Aitor Calleiras, Ainara Urquijo, Aritz Urdanagarin y Naia Bengoetxea.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios