Pablo Casado, vicesecretario de Organización del PP - EFE | Vídeo: Pablo Casado sobre la investigación de su máster: «Absoluta tranquilidad» (ATLAS)

La juez del caso Cifuentes investiga también el máster de Casado

El dirigente del PP nacional alegó tras estallar el caso Cifuentes que aprobó su máster con trabajos y convalidaciones

MadridActualizado:

La juez que instruye el máster de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes ha abierto una investigación para esclarecer la misma titulación que consiguió en la misma universidad, aunque en un curso distinto, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha confirmado la apertura de esta investigación, de la que ha informado el eldiario.es, que afirma que la magistrada titular del Juzgado de Instrucción nº 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, ha ordenado abrir una nueva pieza separada del caso de Cifuentes tras escuchar la declaración del director de este medio de comunicación, Ignacio Escolar.

En su declaración como testigo ante la juez, Escolar aportó las tres actas de convalidación de notas con cinco firmas falsificadas del polémico máster de Cifuentes que demostrarían que, aparte de la exdirigente madrileña, hubo diez alumnos más que se beneficiaron del aprobado general del máster en Derecho Autonómico cursado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC).

Según informa el TSJM, la juez ha abierto esta pieza separada para esclarecer la supuesta comisión de un delito de continuado de prevaricación o falsificación de documento público cometido por el exdirector del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos, Enrique Álvarez Conde.

La titular del Juzgado número 51 empezó la investigación por la denuncia de Ángela Figueruelo, catedrática de la Universidad de Salamanca y una de las profesoras cuya firma fue falsificada, en este caso en el acta de convalidación de notas.

Después, asumió la investigación que había iniciado la Fiscalía de Móstoles y finalmente decidió ampliar la causa para averiguar qué ocurrió con el acta relativa a la defensa del trabajo de fin de máster de Cifuentes.

Nuevo PP de Madrid

El pasado viernes la instructora del caso acordó imputar a Cifuentes por un delito de cohecho y falsedad documental. Lo hizo después de escuchar el testimonio de las profesoras que supuestamente integraban el tribunal que evaluó su Trabajo de Fin de Máster (TFM), un tribunal que nunca existió.

Los delitos de cohecho y falsedad documental acarrean penas de prisión de hasta seis años e inhabilitación para ejercer como cargo público durante un periodo de seis años. La expresidenta madrileña comparecerá el próximo 26 de junio como investigada.

El «mastergate» afecta ahora también a Pablo Casado, que ante las informaciones que semanas atrás cuestionaron la validez de su titulación, esgrimió que lo aprobó sin asistir a clase, porque así lo había acordado con el responsable del curso, y cursando cuatro de las 22 asignaturas del máster. El resto de asignaturas las aprobó gracias a las convalidaciones. Casado negó haber pedido «tratos de favor» y aseguró que la universidad «ofertaba flexibilidad».

El vicesecretario popular explicó que había hecho ese máster como requisito para acceder al doctorado, y mostró varios documentos que justificaban la obtención del título: inscripción, pago fraccionado de la matrícula, solicitud y aceptación de convalidaciones y cuatro trabajos con los que evitó ir a clase para cursar los 20 créditos que le faltaban.

La investigación sobre Casado añade un nuevo frente a Mariano Rajoy, que este martes reúne a la cúpula y los barones del PP en una reunión del Comité Ejecutivo Nacional para ratificar los nombramientos de quienes dirigirán el partido en Madrid, tras la salida de Cifuentes.

Rajoy tiene previsto designar a Pío García Escudero como presidente del PP de Madrid y de Juan Carlos Vera como secretario general para dirigir la transición antes de las elcciones autonómicas y municipales del año que viene.

Hasta ahora, se daba por hecho que en la nueva dirección del PP de Madrid estuviera Pablo Casado, uno de los nombres que más suena para ocupar alguna candidatura en Madrid el año que viene.