La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz Méndez de Vigo - EFE

El Gobierno aprueba el recurso contra Puigdemont pese al informe en contra del Consejo de Estado

La vicepresidenta considera que hay «argumentos legales suficientes» para impugnar la candidatura de Puigdemont

MadridActualizado:

El Consejo de Ministros ha autorizado este viernes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a interponer un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la candidatura de Carles Puigdemont a la Presidencia de la Generalitat, según han confirmado fuentes de La Moncloa. El recurso se ha aprobado a pesar del informe en contra que emitió ayer el Consejo de Estado. Un dictamen que era preceptivo, pero no vinculante.

Tras el varapalo que el Consejo de Estado había dado al Gobierno el día anterior, en La Moncloa subrayaron desde primera hora de la mañana que estaban convencidos de hacer lo correcto, pese al informe del órgano consultivo. «Hoy vamos a ganar la batalla de la comunicación», señalaron.

La vicepresidenta, que fue quien anunció el recurso el jueves, ha dado la cara en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, acompañada del ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo. Sáenz de Santamaría ha justificado la posición del Gobierno, porque entre sus obligaciones, ha dicho, está «defender España y el Estado de Derecho».

Santamaría ha dicho que Puigdemont «tiene que rendir cuentas ante la Justicia», y «no está en condiciones de presentarse como candidato». El Gobierno considera que hay «argumentos legales suficientes» para impugnar la candidatura de Puigdemont. «Nuestra obligación es defender la legalidad. La Constitución y las leyes nos ofrecen un marco jurídico para hacerlo».

La vicepresidenta ha expresado su máximo respeto al dictamen del Consejo de Estado, pero ha recordado que su informe no es vinculante para el Gobierno. En ese sentido, ha insistido en que el Gobierno tiene un compromiso para defender el Estado de Derecho, y debe utilizar todos los instrumentos legales a su alcance para hacerlo, y evitar que una persona que tiene una orden de busca y captura, por delitos como el de rebelión y sedición, pueda ser investido presidente autonómico.

En cuanto ha acabado el Consejo de Ministros, la Abogacía del Estado ha llevado el recurso al Tribunal Constitucional. El Gobierno ha invocado el artículo 161.2, por el que si se admite a trámite el recurso, al candidatura de Puigdemont quedará automáticamente suspendida. Si no hay defecto de forma en el recurso, el TC lo admitirá previsiblemente.

Ese ese instrumento permitido en la Constitución, el del artículo 161.2, en el que se apoya el Gobierno para evitar que Puigdemont sea investido presidente. Otra cosa será que el recurso, más adelante, acabe en una sentencia favorable o no. Pero el objetivo del Gobierno ya está cumplido, con al ley en la mano, y no es otro que evitar que un prófugo de la Justicia se presenta a la investidura.

Desde La Moncloa, se ha insistido en que el Gobierno está en permanente contacto con el PSOE, y sigue contando con su apoyo para impugnar la candidatura de Puigdemont.