La Casa del Rey, la cuarta institución más transparente

El Consejo evaluador destaca el «decidido compromiso» de La Zarzuela con este principio

MadridActualizado:

La Casa del Rey ocupa (con un 9,42 sobre 10) el cuarto lugar en la clasificación oficial de transparencia elaborada por el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno que mide el cumplimiento de esta ley por parte de los órganos constitucionales y de relevancia constitucional. Las tres primeras son el Tribunal Constitucional, que obtiene un 9,83; el Consejo General del Poder Judicial, con un 9,7, y el Banco de España, con un 9,43.

La Jefatura del Estado pidió voluntariamente en 2013 ser incluida en la Ley de Transparencia, ya que inicialmente el Gobierno la había excluido de este proceso con el argumento de que no se trataba de una Administración pública ni podía asimilarse a los ministerios.

Seis años de esfuerzo

Los resultados del informe dados a conocer ayer reconocen el esfuerzo de transparencia que empezó a realizar el Palacio de La Zarzuela en 2011, cuando difundió por primera vez y voluntariamente el desglose detallado de sus Presupuestos. Hace menos de seis años los españoles desconocían cuánto cobraban el Rey y los demás miembros de la Familia Real. La opinión pública sólo conocía a cuánto ascendía la cantidad global que la Casa del Rey recibía cada año de las arcas públicas. Y ahora cuentan con una Jefatura del Estado que ocupa el cuarto lugar en la lista de quince órganos constitucionales analizados por el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

Además, en su informe, el Consejo destaca que, dentro de la colaboración prestada por todos los órganos que han sido evaluados, la Casa del Rey «se ha implicado de una forma especial, atendiendo a la práctica totalidad de las observaciones y sugerencias del equipo evaluador e introduciendo inmediatamente en el portal las transformaciones y reformas demandadas», lo que demuestra, en su opinión, «una actitud reveladora de un decidido compromiso de la institución con la transparencia».

Además de esta clasificación de «transparencia obligatoria», que mide el cumplimiento de la Ley de Transparencia, el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno elabora una segunda clasificación de «transparencia voluntaria», que valora la información que refuerza este principio, como la relacionada con actividades, sueldos y complementos de los cargos, viajes realizados, regalos recibidos o uso de coches oficiales.

Esta segunda lista la encabeza el Consejo General del Poder Judicial, que obtiene un 9,29, seguido del Defensor del Pueblo (8,41), el Senado (6,74) y el Congreso de los Diputados (6,17). En este ránking la Casa del Rey ocupa un sexto lugar con un nota de 5,83.

Seis suspensos

Pero lo más llamativo es que, en esta segunda clasificación, el Consejo de Transparencia suspende a seis de los quince órganos que evalúa. El peor parado es la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que obtiene un 2,42. Le siguen el Consejo de Estado (3,3), la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (3,33), el Consejo de Seguridad Nuclear, el Consejo Económico y Social y la Fiscalía General del Estado (los tres con un 3,75).

Tras realizar este primer informe, el Consejo de Transparencia concluye que las instituciones constitucionales cumplen las obligaciones en transparencia -de hecho, obtienen una nota media de 8,5-. Sin embargo, en «transparencia voluntaria», la media se queda en el 5,3. Aún así, según informa Efe, la conclusión del Consejo es que «podemos señalar, de forma totalmente objetiva, que las instituciones y organismos analizados en el informe tienen unos niveles notables y sobresalientes en materia de transparencia».