La N@ve de Villaverde ha acogido la edición de este año
La N@ve de Villaverde ha acogido la edición de este año - MAYA BALANYA
SOUTH SUMMIT

Fabricando el unicornio español

Los diez finalistas de la competición del certamen celebrado esta semana han sido nacionales

MadridActualizado:

Muchos lo intentan. Pocos lo logran. Y solo unos elegidos triunfan. El emprendimiento representa un camino largo y plagado de obstáculos, donde caer solo significa una oportunidad para volver a levanterte. Únicamente dos de cada diez startup logra alcanzar los tres años de vida en España, un país que sin embargo ha vuelto a sacar músculo en la edición del South Summit de este año.

La feria, que representa el mayor evento del sector en el sur de Europa, se ha celebrado esta semana en el complejo de la N@ve, emplazado en el madrileño distrito de Villaverde. Su carta de presentación han sido 150 fondos de inversión internacionales con una cartera de más de 34.000 millones de dólares y más de 650 inversores y «business angels» procedentes de todo el mundo. Una gigantesca plataforma que permite que miles de emprendedores se embarquen en nuevas rondas de financiación o, quizás incluso más importante, den el salto hacia nuevos clientes.

«Estamos muy contentos con el resultado del evento, que ha sido excepcional a nivel empresarial. Ha habido unas 1.600 reuniones entre startups e inversores», explica María Benjumea, creadora de Infoempleo, fundadora de Startup-South Summit y organizadora de la cita desde 2012.

Esta edición ha tenido acento nacional. Según Benjumea, las diez empresas finalistas del Startup Competition -en el que se ha impuesto finalmente Wallbox- son nacionales. Un 53% de las 3.500 presentadas tenían su origen fuera de España.

«Contamos con un ecosistema que crece año a año, potente y que determinante en el crecimiento económico. Tenemos que estar orgullosos», sostiene la organizadora del Summit.

El perfil de la vencedora de esta edición refleja las nuevas tendencias del emprendimiento español. Wallbox venció gracias a su «sistema de carga para vehículos eléctricos e híbridos que contribuye a la llegada del transporte sostenible», según la organización. Entre la inteligencia artificial y el análisis de datos -ya tradicionales en este certamen- se abren paso con cada vez más frecuencia alternativas como el transporte sostenibles. Propuestas innovadoras que buscan crear el ansiado unicornio, aquella empresa que alcanza una valoración privada anterior a su salida a Bolsa o adquisición de 1.000 millones de dólares.

Pero no todo son premios y mitos. Entre los 12.000 asistentes que se han citado en la feria se han entremezclado inversores, representantes empresariales y startup... en todo tipo de fases de crecimiento. Cada uno encuentra en la feria lo que más le conviene. «Muchos se obsesionan con lograr financiación, pero para ello hay que tener primero una buena base de consumidores. Lo que es importante para estas empresas es que cacen donde beben sus gacelas», explica Vicente Muñoz, presidente de la aceleradora Lazarus, que otorga más valor a las empresas que se dirigen exclusivamente a los consumidores.

«Las métricas de tu empresa son lo primero que te preguntan. Nosotros hemos mantenido contactos con seis inversores destacando mucho nuestras cifras», añade Zigor Lapera, cofundador de Grouping Hotels, un buscador de alojamientos para grupos que se estrena en el Summit. Según sus palabras, que el turismo tenda ese grado de digitalización ha ayudado al crecimiento de su empresa.

«No buscábamos financiación, solo veníamos aquí a obtener visibilidad. Acabamos de lanzar nuestra aplicación y en los últimos días hemos registrado un repunte de unas 300 o 400 visitas más. Solo por estar en el Summit». Toni López, de Wibber -una aplicación especializada en utilizar el «big data» para elaborar una estrategia de marketing digital para otras empresas- destaca que lo más importante del evento es «el alcance» que permite. «Ya habrá tiempo de concertar reuniones después», asegura.

«Todavía no me he lanzado a montar mi empresa, simplemente he venido para escuchar cómo lo han hecho otros», explica por su parte Diego Cruz Pérez.

Un sector en «ebullición»

El turismo, el transporte o el marketing digital b2b han tenido gran espacio en el festival. Pero no han alcanzado la relevancia de un sector que, según admite la propia María Benjumea, está «en ebullición»: las fintech.

El mismo ministro de Economía, Luis De Guindos, hizo referencia en su intervención a cómo la tecnología del «blockchain» podría transformar en el futuro el sector financiero.

Alexander Weber, director de mercados internacionales del banco móvil N26, ha sido uno de los representantes de este mercado al alza en el certamen. Cree que esta transformación también debe alcanzar a la imagen de marca. «Queremos ser un banco que los clientes estén orgullosos de utilizar», afirma.

El proyecto de N26 es construir un banco móvil que sea capaz de operar a nivel europeo y lidere el sector de las fintech en apenas un par de años. Destaca el crecimiento de estas tecnologías, superior al 100% durante los últimos años y advierte: «estamos muy interesados en España. Es un mercado al alza dentro del sector».