Economía

España gana más de un millón de turistas al año por las tensiones en Francia, Turquía y los países árabes

Los atentados en Turquía, Túnez y Francia y las tensiones políticas en Egipto y económicas en Grecia, responsables de entre un 30 y un 36% del crecimiento del sector en nuestro país desde 2010

España gana más de un millón de turistas al año por las tensiones en Francia, Turquía y los países árabes

La llegada de turistas extranjeros ha crecido en España casi un 30% desde 2010. El sector encadena tres años consecutivos con récord de visitas, una racha que espera continuar en 2016 gracias a que uno de los principales factores que la ha impulsado, las tensiones geopolíticas que restan atractivo turístico a los países de nuestro entorno, se mantendrán previsiblemente a corto plazo.

Según un informe del Observatorio Económico del BBVA, las tensiones geopolíticas en otros mercados fueron las responsables de entre el 30 y el 36% del incremento de visitantes que ha registrado nuestro país durante los últimos seis años. En términos absolutos, los atentados terroristas en Turquía, Túnez y Francia y las tensiones políticas en Egipto y económicas en Grecia han atraído a España a más de un millón de visitantes «extra» al año. Una inyección a la economía nacional que los autores del estudio esperan que se mantenga, al menos, a corto plazo.

«Llevamos ya cinco años desde el inicio de la Primavera Árabe y la situación sigue siendo complicada, por lo que es de esperar que estas convulsiones tengan cierta permanencia en el tiempo», explica Miguel Cardoso, responsable del Servicio de Estudios de BBVA, quien también recuerda que algunos de los eventos disuasorios del turismo, como los atentados en Francia o el Golpe de Estado de Turquía son aún muy recientes en el tiempo.

BBVA

Los autores del informe han extraído los resultados tras descontar el impacto en el sector de la notable mejora de la competitividad en España, las tensiones financieras internacionales y la variación del nivel de vida en los países emisores de turistas. También han tenido en cuenta factores como la tendencia positiva del turismo a nivel global y la importante mejora de los índices de seguridad ciudadana en nuestro país durante los últimos años, gracias a la drástica reducción de la tasa de homicidios y al alto el fuego de la banda terrorista ETA.

Así, mientras durante este período España mejoraba sensiblemente su atractivo turístico, la principal competencia sufría un fuerte desgaste. Egipto, principal mercado del sur del Mediterráneo, y Túnez han perdido un tercio de sus visitantes; Grecia, un 8% en 2012; Francia, un 16% en los primeros meses de 2016 y Turquía hasta un 30% desde su fallido golpe de Estado, que tuvo lugar en julio.

Las regiones españolas más beneficiadas por estos acontecimientos han sido Las Palmas, con un 68,2% de crecimiento que se explica por las tensiones geopolíticas; seguida de Cádiz, con un 67,8%; y Baleares, con un 63%.

Desde el BBVA hacen hincapié en que el reto para el futuro será fidelizar a estos turistas «prestados», algo que podría lograrse mediante el intento de ganar cuota en mercados no tradicionales como los del Este europeo; la reducción de la estacionalidad para repartir el enorme flujo de turistas que llegan en temporada alta durante todo el año; y continuar mejorando la competitividad de la economía española.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios