Fórmula 1 | GP de Brasil El show de Max Verstappen

Recital del piloto holandés, que se encumbra con una tarde gloriosa y una cadena de adelantamientos en Sao Paulo

Fórmula 1 | GP de Brasil: 
El show de Max Verstappen

Max Verstappen tiene 19 años y se sacó el carnet de conducir cuando ya era piloto de Fórmula 1. Esa disfunción vital tiene que ver con su precocidad deportiva. Es el piloto más joven de la historia en ingresar en la máxima categoría (17 años) y, al paso que va, se puede pronosticar sin temor al equívoco que será el más joven campeón. El holandés, tercero en Sao Paulo, dio un recital en una tarde soberbia.

La cadena de adelantamientos de Verstappen lo llevaron al podio, pero quedó registrado el día como palanca de futuro. Verstappen no tardará en ganar un Mundial. Se equivocó su equipo al ponerle ruedas intermedias en su Red Bull cuando llovía a cántaros. Luego tuvo que rectificar y ese tiempo perdido fue un regalo para Rosberg y, tal vez, una hipótesis, para Hamilton.

Verstappen adelantó a los mejores en la lluvia: Raikkonen, Rosberg, Vettel, Alonso, Sergio Pérez... «Sabía que era bueno, pero lo de hoy es increíble», dijo Niki Lauda, su rival, asesor máximo de Mercedes. «Es algo único de cada generación. Como Senna o Schumacher», enfatizó el expiloto Johnny Herbert. «Nunca he visto algo así. Me ha sorprendido incluso a mí», se maravilló su padre, el expiloto Jos Verstappen. «No sé si hubiera podido ganar, pero la segunda posición era posible. A veces tienes que jugártela», disculpó Verstappen a su equipo, feliz con el podio.

En el coro unánime de los elogios solo faltó Vettel. Verstappen lo rebasó limpiamente, sin trampa, pero el alemán emitió una nuevo queja. «Me empujó hacia fuera», lamentó esta vez el alemán, quien lleva casi toda la temporada increpando a sus compañeros ante la falta de resultados en el Ferrari.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios