Fórmula 1 | GP de Japón Jules Bianchi, dos años de recuerdos e incógnitas

Se cumple el segundo aniversario del accidente del piloto francés con su familia enfrascada en una batalla legal por conocer la verdad

Imagen de los minutos posteriores al accidente de Jules Bianchi
Imagen de los minutos posteriores al accidente de Jules Bianchi - AFP

Es la semana del GP de Japón, y justo este miércoles se cumple el segundo aniversario del terrible accidente en Suzuka que acabó costándole la vida a Jules Bianchi, el último piloto fallecido al volante de un Fórmula 1.

Dos años después el recuerdo del piloto francés sigue latiendo con fuerza entre sus compañeros. Daniel Ricciardo le dedicó la victoria en Malasia hace apenas unos días. Y Checo Pérez reconocía ayer mismo que desde aquel trágico accidente ya no disfruta igual de uno de los trazados que mñas le gustan de todo el calendario. Bianchi, probador de Ferrari y piloto oficial de Marussia, caló hondo en el paddock. Con muchos de los actuales pilotos vivió y compartió experiencias desde el kárting. A otros, a los más veteranos, se los ganó desde el primer día.

Se cumplen también dos años de la batalla que emprendió Phillipe Bianchi, el padre de Jules, por conocer la verdad de aquel accidente que, en condiciones normales, jamás debió haberse producido.

En unas condiciones climatológicas terribles, con un tifón incrustado casi encima del circuito, la carrera sufrió un parón por un accidente del Sauber de Adrian Sutil. En las únicas imágenes en vídeo que han aparecido, se ve a los operarios del circuito apartándose rápidamente ante la llegada sin control del Marussia de Bianchi. El impacto del monoplaza con la grúa provocó que ésta saltara por los aires dejando caer al suelo al otro monoplaza.

Investigación sin culpables

La Fórmula 1 inició una investigación para intentar esclarecer cómo el Marussia pudo llegar a esa velocidad hasta la grúa cuando la carrera, en teoría, se encontraba en situación de doble bandera amarilla. Sin embargo, en las imágenes se aprecia a un comisario ondenando una bandera verde. «Para mí, hay algo que no encaja. Se me debe la verdad. Él no tuvo ninguna responsabilidad por lo ocurrido, hubo un montón de errores. Hay demasiados elementos que hacen ver que esta carrera tuvo que ser detenida, que la grúa no debería estar allí, que no debería haber una bandera verde ... fue un desastre total», explicaba hace unos días Phillipe Bianchi al portal minute-Auto.fr.

Jules Bianchi falleció finalmente el 17 de julio de 2015 tras permanecer más de nueve meses en coma. «Creo que hay algo que sucedió antes del accidente. En todos los accidentes que la F1 ha visto en su vida, incluso los más terribles, hay repeticiones, pero esta vez no hay imagen que muestre lo que realmente pasó», continúa el padre del piloto. «He contratado a abogados para que se conozca la verdad y que los responsables paguen por su culpa».

Dos años sin Jules y demasiadas incógnitas que para la familia de Bianchi aún deben ser resueltas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios