Cultura - Música

El último regalo de Lou Reed

El sello Legacy saca a la venta «Lou Reed - The RCA & Arista Album Collection», con la discografía del músico neoyorquino entre 1972 y 1986, cuya remasterización revisó el artista hasta poco antes de su muerte

Lou Reed en los años setentta
Lou Reed en los años setentta - abc

El premio Nobel concedido a Bob Dylan ha conseguido dignificar, a pesar de las voces que se han levantado en contra, la profesión de escritor de canciones. El bardo de Duluth, lógicamente, es el padre de casi todo lo que vino después, así que se lo merecía el primero, pero enseguida han surgido otros nombres de artistas a los que se les suele reconocer que sus letras tienen un valor más allá de la melodía con las que vienen envueltas. Leonard Cohen, Patti Smith, Randy Newman y Tom Waits están entre ellos, e incluso los españoles Joan Manuel Serrat o Luis Eduardo Aute. Lou Reed (1942-2013) es también uno de ellos.

El músico neoyorquino posee una característica propia: él es uno de los padres de la zona oscura, del rock que nada a contracorriente. Fue a partir de la banda que formó en 1965, The Velvet Underground, pero su obra en solitario también dio vida, precisamente, a lo que sería el «underground», un movimiento que surgió frente al pop y rock convencional con sus raíces urbanas y su pose agresiva. Fue por ahí por donde se colaron Iggy Pop & The Stooges, The New York Dolls, los Ramones, el punk e incluso David Bowie.

La revisión de su obra siempre es pertinente, sobre todo si viene avalada por su propio autor. Así ocurre con «Lou Reed - The RCA & Arista Album Collection», una antología de 17 CD («Lou Reed Live Take No Prisoners» es un álbum doble), con 16 trabajos publicados entre 1972 y 1986. Según se explica en la nota informativa que lo acompaña, el propio artista se encargó de la supervisión de la remasterización, completada poco antes de su muerte.

Así, nos reencontramos con discos de un peso tan inconmensurable como «Transformer» (1972), «Berlin» (1973) «Rock N’ Roll Animal» (1974), «Coney Island Baby» (1976) o «The Blue Mask» (1982). Reed hablaba de drogas (por desgracia, muchos encontraron esas referencias como algo interesante que seguir), de seres desvalidos, de travestis, de prostitutos y prostitutas, con la habilidad de encontrar la belleza en los rincones más escabrosos de la ciudad. Resulta curioso que su paseo por el lado salvaje («Walk on the Wild Side») tenga el sonido de una agradable caminata por un entorno idílico.

La compañera de Reed en sus últimos 21 años y artista de vanguardia Laurie Anderson cuenta acerca de este lanzamiento de Legacy Records que en los trabajos de limpieza sonora han respetado esa «suciedad» inherente a la música del neoyorquino para no restar fuerza a las canciones: «Lou puso su corazón en la remasterización de estos discos. No son completamente perfectas. En algunos casos la remasterización revela los detalles y las asperezas de las grabaciones de una forma fascinante. Te saltan en la cara con su energía original».

Momentos especiales

Por su parte, el productor responsable del proyecto, Hal Willner, recuerda el trabajo junto al artista: «Él revivía con entusiasmo toda aquella época de su obra, con la alegría del redescubrimiento, destacando las sutilezas en los sonidos que no había escuchado en años. En retrospectiva, al recordar estas sesiones realizadas menos de cuatro meses antes de que muriera, los momentos parecen ser todavía más especiales de lo que son».

La caja, que como no podía ser de otro modo es completamente negra (el color de la vestimenta que siempre llevaba Lou Reed) incluye un libro de tapa dura con fotografías de toda esta etapa, recortes de periódicos y explicaciones del músico acerca de cada disco, con entrevistas, notas... Laurie Anderson añade: «Me encantan las imágenes poco conocidas y la excelente selección de los comentarios que hace Lou acerca de su música. Era un analista magnífico y un crítico agudo, y los fragmentos de la entrevista nos vuelven a traer su gran sentido del humor, su generosidad y excepcional visión del mundo y el sentido de la música».

Asimismo, para los más sibaritas, el 18 de noviembre se pondrá a la venta una caja recopilatoria, «Lou Reed- The RCA & Arista Vinyl Collection, Vol 1», con seis vinilos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios