Imagen de archivo
Imagen de archivo - ABC

Robar arena en Cerdeña conllevará multas de hasta 3.000 euros

Es una medida impuesta por el gobierno italiano para reducir los daños que producen los turistas al ecosistema

Actualizado:

Es habitual estar en la playa y ver a un turista llevarse en un frasco un poco de arena, un par de conchas o incluso varias piedras para tener un recuerdo inolvidable de ese día, de ese sitio o de ese viaje que tanto tiempo se ha esperado. Lo que desconocen la mayoría de las personas que cometen esos actos es la importancia de evitarlos para no causar el deterioro del ecosistema, ya que produce un daño irreversible sin que se pueda ver a simple vista, debido a que las consecuencias se perciben a largo plazo.

A partir de ahora robar arena puede suponer un problema para los visitantes de una playa de Cerdeña, que pueden ser multados con una cifra que ascendería hasta los 3.000 euros, tal como explica «The Guardian». Esta medida viene por la cantidad de piedras y conchas que han desaparecido de las playas por la acción inconsciente de los turistas.

Así lo han declarado las autoridades locales de la provincia de Nuoro, Cerdeña, una de los golfos más famosos de la isla, que han decretado la prohibición de coger arena de sus playas. Quien sea captado realizando esta actividad ya ilegal confrontará una sanción económica que oscilará entre los 500 y 3.000 euros.

La embajada alemana en Italia ha publicado en sus redes sociales un comunicado hacia los habitantes alemanes que visiten la isla para recordarles la sanción que podrían tener si deciden hacer caso omiso.

Con esta administración se permite cuidar un poco más el medioambiente y protegerlo de la masa de turistas que acuden puntualmente en momentos vacacionales a estos lugares. Así se les recuerda que se puede disfrutar sin provocar graves consecuencias ambientales en el lugar en el que estén.