Una zona señalizada por el Ayuntamiento de Palma debido a la presencia de medusas
Una zona señalizada por el Ayuntamiento de Palma debido a la presencia de medusas - ABC

El diario alemán «Bild» publica un reportaje sobre las «medusas asesinas» que habitan en aguas de Baleares

Aparecen varios ejemplares de la carabela portuguesa en aguas de Mallorca

Actualizado:

El diario alemán «Bild» publicó este miércoles un reportaje titulado «Medusas asesinas frente a Mallorca», después de que en estos últimos días hayan sido detectados en zonas costeras de los municipios de Palma y de Llucmajor varios ejemplares de la denominada carabela portuguesa —Physalia physalis—, que en cualquier caso no han causado ningún daño a ningún bañista ni a ningún pescador.

En ese contexto, el Área de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma cerró ayer, por precaución, la zona de baño de la barriada de es Molinar y también la playa de Can Pastilla, tras nuevas detecciones de carabelas portuguesas. Los restos de un primer ejemplar habían sido descubiertos el lunes. El Consistorio palmesano señaló, a través de un comunicado, que «el servicio de socorristas está preparado para su identificación y actuación y existe un protocolo de información y señalización de las zonas si se localizan ejemplares o restos».

La nota también lanzó un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, recordando que, por precaución, «no es recomendable bañarse en zonas no vigiladas». Asimismo, se informó a los ciudadanos de que pueden dar aviso al 112 o al 010 en caso de ver algún indicio de la carabela portuguesa. Cabe recordar, por otra parte, que la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno balear participa desde hace semanas en los trabajos de investigación relativos a la aparición en distintos puntos de la costa española de decenas de ejemplares de la carabela portuguesa.

Por lo que respecta a hoy jueves, el consistorio palmesano ha decidido abrir al baño las dos playas citadas, al haberse producido un cambio en la dirección del viento. Esta circunstancia alejaría de la costa posibles nuevos ejemplares. Por otro lado, esta mañana ha sido avistado un nuevo ejemplar de carabela portuguesa en aguas de Llucmajor.

Tras una picadura

Según explica la web medusas.org, «el veneno de estos organismos se segrega de manera espontánea y aunque no se considera mortal, sí puede afectar a niños pequeños y personas alérgicas, llegando a causar paro cardíaco y por consiguiente, la muerte». Los síntomas más comunes en caso de haber recibido una picadura son vómitos, fiebre, náuseas y un intenso dolor en la zona afectada.

La citada web indica que, tras una picadura, lo primero que debe hacerse es retirar los restos de tentáculos que puedan quedar sobre la piel. Esta operación nunca debe efectuarse directamente con las manos. Seguidamente, se deberá aplicar agua salada sobre la zona afectada. «Nunca es conveniente emplear agua dulce, pues la diferencia de presión puede conducir al estallido de los cnidocitos y al aumento del dolor», se explica.

Para aliviar el dolor causado por la toxina, puede lavarse la zona con agua caliente o vinagre, aunque este último no se recomienda si no se ha limpiado debidamente la piel. Es importante además evitar la exposición de la herida a la luz solar, así como rascarse. Si los síntomas empeoran, lo más sensato es acudir al médico, quien podrá recetar cremas de corticoides, así como el vendaje de la zona y la suplementación de antihistamínicos.