Tommaso Cogato
Tommaso Cogato - LUIS CASTILLA
ENTREVISTA

Tommaso Cogato: «En Sevilla hay mucho talento pero es fácil que se disperse en los conservatorios»

El pianista y profesor italiano afincado en Sevilla cree que hay que cambiar el actual sistema de enseñanza musical «más pensado para el docente que para el alumno»

SevillaActualizado:

A Tommaso Cogato (Vicenza, 1981) lo recuerda el público sevillano por su brillante actuación como solista en el teatro de la Maestranza durante el segundo concierto de abono de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) de la última temporada. Este joven pianista italiano, que ha ganado concursos musicales en medio mundo, lleva diez años en la ciudad a la que se vino a vivir desde Estados Unidos, fascinado por su belleza, su clima y su gente. Su primer contacto con la música fue con el piano de cola de su vecina. «Sólo tenía 6 años y empecé a estudiar con 9. Mis primeros profesores no fueron muy buenos, pero luego encontré buenos docentes. Tener un buen maestro es fundamental», dice.

Tiene una escuela de música en Sevilla. ¿Cómo ve la situación de la enseñanza musical en la ciudad?

Soy solista pero la docencia es mi segunda gran vocación. Creo que falta educación y conciencia musical en ciudad. Hay mucha tradición musical en la Semana Santa y en la Feria de Abril con las sevillanas, cosa que me parece muy bien, pero creo que falta educación en música clásica y sinfónica.

¿Qué opina de nuestros conservatorios?

Es verdad que hay mucha oferta didáctica, pero falta apoyo a los talentos. Es muy fácil que un talento musical sevillano se disperse en el conservatorio porque se sigue un programa muy rígido y al profesorado no se le evalúa. En mi opinión, es un sistema que está muy bien pensado a nivel laboral, pero no tanto a nivel artístico ni para sacar lo mejor de los alumnos.

¿Los profesores no son buenos, en su opinión?

No es eso, pero hay problemas. Es el sistema el que los desanima porque hay profesores muy buenos. Y digo lo del sistema por experiencia porque me han llegado muchos estudiantes de allí y algunos son hijos de los propios profesores del conservatorio.

¿Hay muchos talentos musicales en ciernes en Sevilla?

Esto es una labor lenta pero claro que los hay. Carmen Pérez, una alumna mía, acaba de ser becada por el Gobierno inglés y tengo otro alumno becado en Edimburgo. Hay que formarse desde joven pero la música clásica necesita mucha dedicación y escuelas en las que se haga una enseñanza individual y luego poder reunir a varios de ellos para tocar juntos. Y no hay instituciones que patrocinen o apoyen esta formación.

¿Es posible que los jóvenes se aficionen de nuevo a la música clásica?

Creo que hace falta una gran labor pedagógica y de educación para difundirla y ganar nuevos públicos. Estamos en una época de cambios, motivada en gran parte por la tecnología. Eso afecta a la música y a todas las manifestaciones artísticas. Igual que vas a ver un cuadro a un museo, hay que difundir la música clásica. En mis conciertos siempre hablo de lo que voy a tocar y de las emociones que transmite esa pieza. Es una labor de divulgación. La música tiene un tiempo de maduración muy largo pero merece la pena.