SANIDAD

El Hospital Virgen del Rocío no tiene previsto cerrar camas este verano

Es referente en España de enfermedades complejas y raras con 17 unidades acreditadas

SEVILLA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El director gerente del Hospital Universitario Virgen del Rocío, Manuel Romero, aseguró ayer que en los planes del centro no hay previsto cerrar camas este verano «porque las camas no se cierrannunca» y que otra cosa es que por mor del descenso de la demanda estén vacías un determinado período de tiempo, que eso sí ocurre en verano.

A la pregunta de cuántas estuvieron vacías entonces el año pasado contestó que «depende de si fue un día de julio u otro de agosto».

Romero hizo estas declaraciones en el acto de presentación de las cuatro nuevas unidades de referencia que tiene este centro.

El Virgen del Rocío de Sevilla se ha convertido en el tercer centro sanitario público del país en sumar 17 unidades de referencia de toda España acreditadas dentro del Sistema Nacional de Salud .

Eso significa que sus profesionales, altamente cualificados, pueden atender a pacientes derivados de otras comunidades autónomas con enfermedades complejas y raras gracias, también, a un equipo multidisciplinar coordinado como un reloj.

Las cuatro últimas unidades designadas en el Consejo Interterritorial de Salud son para tratar tumores germinales de riesgo alto e intermedio y resistentes a quimioterapia de primera línea en adultos, coordinada por el doctor Ignacio J. Durán; sarcomas y otros tumores musculoesqueléticos en adultos, al frente de la cual está Javier Martín Broto; tumores renales con afectación vascular, unidad que coordina Rafael Medina; y enfermedad renal infantil grave y tratamiento con diálisis, dirigida por Rafael Bedoya.

Estos especialistas, junto al director gerente del Virgen del Rocío, Manuel Romero, y la directora médica, Nieves Romero, explicaron ayer en rueda de prensa pormenores de las unidades de referencia, muy orgullosos todos ya que implica no sólo un reconocimiento a la labor de los profesionales del buque insignia de la sanidad andaluza sino un modelo asistencial que beneficia al enfermo y aumenta su supervivencia.

Así, y por poner un ejemplo de la dotación de estas unidades, el equipo de sarcomas integra a dos oncólogos médicos, cuatro traumatólogos, dos cirujanos oncológicos, dos oncólogos radioterápicos, dos anatomopatólogos, cinco radiólogos, una especialista en medicina nuclear, dos biólogos moleculares y dos profesionales de la Enfermería. En total, 17 profesionales que asisten a más de 300 pacientes anualmente. Este tipo de cáncer presenta baja frecuencia y complejidad radiológica e histopatológica, pero por las serias consecuencias que se originan por biopsias y tratamientos inadecuados, se debe tratar por profesionales con experiencia.

La unidad de tumores de células germinales, con un equipo de 32 profesionales, atiende una treintena de nuevos tumores de este tipo al año. Los tumores de células germinales constituyen un grupo poco frecuente que representan aproximadamente un 1% de los tumores malignos en el varón. Afectan a individuos en edades jóvenes, siendo el cáncer más frecuente en el varón entre los 15 y 35 años. El testículo es la localización más usual, pero también puede originarse, si bien con una incidencia mucho menor, en los ovarios. Estos enfermos responden muy bien al tratamiento y por eso se puede curar hasta un 80% de los casos.

Un equipo de 17 profesionales trata los tumores renales con afectación vascular. Cada año diagnostican entre 6 y 11 casos de este carcinoma renal de células claras que provoca trombos tumorales en la vena cava, que discurren hacia la aurícula, una de las cavidades del corazón.

Por último, un total de 10 profesionales trata la enfermedad renal infantil grave y tratamiento con diálisis. Estos especialistas atienden cada año a un mínimo de ocho menores de 3 años y a otros tantos menores de 14 años con problemas renales graves, que pueden requerir diálisis peritoneal o hemodiálisis.

Son tratados en etapas muy precoces de la vida para la preparación para el trasplante, que debe realizarse en caso necesario lo antes posible siempre y cuando lo permita su madurez vascular, aproximadamente a los 2 años de vida o con 12 ó 13 kilos de peso. Todas las unidades acreditadas del Virgen del Rocío han supuesto una aumento de la demanda del 20% y aún así su dotación no está presupuestada, si bien el gerente dijo ayer que, si surgen las necesidades, siempre serán prioritarias.

También dijo que no está afinado aún el «proceso financiero» de las comunidades autónomas que se prestan servicios.

Además de estas 17 unidades, ahora hay otra pendiente de auditoria, y tres más propuestas, con lo que este año podrían llegar a las 21 «y con 23 somos pioneros en España», terminó Romero.