Es noticia:

La espectacular mansión de la serie «Riviera» tiene sus días contados

A 40 kilómetros de Niza y valorado en 57 millones de euros, el castillo Diter será demolido por «violar todas leyes de urbanismo» de la Costa Azul

Julia Stiles (Georgina Clios en «Riviera»), en una secuencia de la serie
Julia Stiles (Georgina Clios en «Riviera»), en una secuencia de la serie - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Si no ocurre un improbable milagro jurídico, el conocido como castillo Diter, levantado en Grasse –a 40 kilómetros de Niza– y valorado en 57 millones de euros, será derribado. El motivo es que el propietario renovó «a su aire» esta mansión, en la que se han celebrado suntuosas fiestas y bodas de multimillonarios rusos.

Todo comenzó hace una década, cuando Patrick Diter, promotor inmobiliario, adquirió una antigua «casa de campo» situada en los muy exclusivos altos de Grasse. Allí se instaló en compañía de su esposa italiana. Enamorado de la Toscana, la tierra natal de su mujer, Diter consagró varios años a transformar la antigua casa rústica en un lujoso palacio toscano, a imagen y semejanza de las villas de una Italia de ensueño. A caballo entre la Costa Azul francesa y la Riviera italiana, los Diter compraron a un precio asequible restos de iglesias góticas abandonadas, esculturas y columnas de antiguos palacios en ruinas, obras de artes malqueridas por propietarios en decadencia. Y comenzaron la reconstrucción de un genuino palacio toscano, utilizando esos y otros materiales de aluvión.

La casa de campo original tenía poco más de 200 metros cuadrados habitables, pero los Diter llegaron a edificar cerca de 3.000 metros cuadrados de salones, pasillos, espacios de recreo, terrazas, salas de juego y dormitorios, amueblando el conjunto con piezas de cierto valor artístico. Avispado promotor inmobiliario, Patrick Diter consideró justo recalificar el título de su propiedad y, así, la añeja casona pasó a llamarse castillo Diter. Un helipuerto, varias carreteras privadas y suntuosas piscinas transformaron el flamante «castillo toscano» en una mina de oro, que llegó a ser valorada en unos 57 millones de euros.

La impresionante mansion de «Riviera»
La impresionante mansion de «Riviera» - ABC

Su genial renovación permitió a Patrick Diter comenzar a alquilar su «castillo» a 50.000 euros la noche para celebrar fiestas, bautizos o bodas «con el gran estilo del clasicismo italiano». Los productores de la serie «Riviera» situaron en el castillo Diter el epicentro de su culebrón televisivo. Y eso fue el principio del fin del sueño toscano del propietario.

Varios vecinos presentaron un rosario de denuncias y, tras una serie de procesos judiciales, el Tribunal de Apelación de Aix-en-Provence ha dictado sentencia firme: Diter ha sido condenado a destruir su «ampliación» de la antigua casa de campo y pagar una multa de 200.000 euros. A juicio del Tribunal, el imaginativo promotor construyó sin permiso y violó impunemente la legislación. En sus conclusiones, la sentencia reza que «se trata de un proyecto faraónico, delirante, totalmente ilícito, construido de forma ilegal, violando todas las leyes del urbanismo y la seguridad». Patrick Diter, por su parte, se resiste a aplicar de inmediato la implacable sentencia que le condena a derribar, piedra a piedra, su sueño toscano.